Visc a Catalunya

BSO: La canción en catalán que más me gusta, L’Empordà, de Sopa de Cabra.

Pese a que sabéis que el debate nacionalista es muy de mi agrado, con este post no pretendo iniciar ninguna discusión identitaria donde defensores de una y otra bandera, e incluso apátridas y demás ciudadanos del mundo; nos arremanguemos los pantalones y acabemos de barro hasta las rodillas en una discusión sin final donde nadie acabará nunca teniendo la razón.

Esta es la historia de otra de las múltiples casualidades que han sucedido durante este viaje, pero la verdad es que ya van tantas que uno casi ni se sorprende. Todo empezó hace ya casi dos meses en Quito, Ecuador, cuando quedé con un viejo amigo de la Épica, el compañero Barrulas. Éste, junto con sus compañeros de proyecto, habían conocido a Javi y a Gisela que trabajaban en el Casal Català de Quito, algo así como una especie de lugar de encuentro de todos los catalanes que vivían o pasaban por la capital del Ecuador. Allí, ejercieron de perfectos anfitriones y pudimos acomodarnos, eso sí, apretaditos en el suelo, un par de días.

Barrulas, Iban y Jordi, frente al Casal.

No parecía que iría más allá aquella historia que otra muestra de la bondad humana y un buen recuerdo de aquellas personas. Pero, amigos, lo que parece y lo que es no son lo mismo si la Épica se entremezcla entre ambos.

Así que un mes y pico después, todavía en compañía de mis padres, en el teleférico mirador de Quito, a más de 4000 metros sobre el nivel del mar, se escribió otro capítulo de esta historia. Mis padres se toparon en tan inimaginable paraje con unos compañeros de trabajo que hacía una buena cantidad de años que no veían. Tras la sorpresa lógica y la tanda de saludos se inició la típica conversación recordando los respectivos caminos que habían llevado a cada uno hasta esa escena. Y la conversación siguió normal hasta que se pronunciaron las palabras «Casal Català».

Idílica escena del encuentro.

Efectivamente, esos excompañeros de trabajo de mis padres, eran, a su vez, los padres de Javi, que un mes atrás me había abierto su casa sin conocerme. Un fenómeno que casi se podría catalogar de paranormal. Y como las coincidencias nunca acaban, ese suceso acontecía un 11 de septiembre, fecha muy famosa en el mundo entero y doblemente en Catalunya, donde se conmemora el aniversario de la caída de Barcelona en manos de las tropas borbónicas, o dicho de otra manera, el día nacional de Catalunya o la Diada.

Aprovechando la coyuntura, nos invitaron a asistir a la cena commemorativa que organizaba el Casal Català en un restaurante llamado Tibidabo, 16 dólares por barba mediante, como dato orientativo, en un país donde una cena en un lugar habitual rondaba los dos dólares.

Los sonrientes reencontrados.

Como la ocasión, la casualidad y el reencuentro lo merecían para allá que nos fuimos, dispuestos a repartir saber-estar y a dejar notar nuestro indisimulable charneguismo. Llegamos al restaurante y allí el único que parecía celebrar la Diada era el propietario, un orondo catalán que hizo su particular agosto haciendo pasar hambre a sus compatriotas y amigos.

Cuatro míseros cachos de fuet, unas olivillas negras, un poco de pan sin tomate y tres minúsculos canelones, bien regados por una botella de vino de la terra para cada ocho y una crema catalana de postre. En fin, que pasamos hambre, eso sí pudimos alimentar nuestro espíritu con el discurso del president del Casal que nos deleitó con gran parte del manual de politicucho separatista de gama baja, suavizando y matizando su postura cuando pronunció la parte final del discurso en un castellano bastante malo para la concurrencia que no hablaba catalán. Después, els Segadors que fui uno de los pocos que acompañé a grito pelao y sardanas. A las diez y media, cada uno para su casa.

En compañía del invitado de honor, el supuestamente famoso Joan Issac, cantante de la Nova Cançó.

Y rodeados de toda esa catalanidad, las conversaciones nos llevaron a muchas más coincidencias, la más grande, que Javi, además de ser el hijo de unos excompañeros de trabajo de mis padres, además de compartir algún que otro amigo en común, además de haberme acogido en su casa sin conocerme, fue el profesor de programación web del mismísimo webmaster de este humilde blog, el compañero Charlie.

Esa fue nuestra celebración de la Diada, que a decir verdad ya fue mucho más celebrada en mi caso que cualquier año.

Este post me ha quedado en la línea de últimamente, rajada tras rajada, pero lo del restaurante ese fue indignante. Eso sí, la compañía fue muy grata y las múltiples casualidades hacían merecedora a esta historia de una entrada en este blog. Dicho esto y antes de que me increpéis -sin razón- por anti-catalanista, en el Nombre de la Épica, Visca Catalunya!

Me salto Quito.

***

Como esperabais, un poco de ciclismo para hoy. Ha acabado la Vuelta a España y el ganador ha sido, por primera vez en 20 años, un italiano, Nibali. Segundo un enorme Mosquera y cuarto un exaltado Purito Rodríguez. Lástima de la caída de Antón. En términos generales, una gran Vuelta.

Mis felicitaciones a mi otrora odiado Abraham Olano, responsable del recorrido de la carrera. El homenaje en forma de foto va hoy para él.

Bizarre podio de la edición del 98 de la Vuelta: Olano de amarillo; el esforzado Escartín segundo, muy parecido a Mosquera en muchos aspectos; y el malogrado Chava Jiménez, triste por su tercer puesto en la Vuelta que tendría que haber ganado y todavía con las botas puestas.

***

Por supuesto, nuestro más sentido pésame a uno de los ideólogos de este viaje, José Antonio Labordeta, viajero, escritor, cantautor, político y recordman del cagarse en todo.

Labordeta y su mochila.

***

Por último, me han llegado noticias de que una buena amiga de la Épica, Katiusca, maravillosa persona con maravilloso nombre, está pasando por un muy complicado momento en la ciudad de Guayaquil. Desde este humilde blog, quiero mandarle toda mi energía y desearle todo lo mejor.

Un beso, amiga!

***

Para cerrar, podéis seguir con las preguntas.

20 opiniones en “Visc a Catalunya”

  1. Confirmo que la cena fue muy agradable, que fue un TIMO y que nos fue muy bien a los que después de los excesos alimentarios de un «crucero de lujo» pretendiamos seguir conservando la linea….

    Ahhh, Joan Isaac es famoso!!… lo que pasa es que para conocerle hay que tener unos cuantos años …

  2. No has contestado a mi pregunta de que era lo que más te había decepcionado o menos te había gustado con respecto a las expectativas que tu llevabas.
    Oscar Sevilla doping en vuelta a Colombia.

  3. Madre, ahora mismo Joan Isaac es menos famoso que Casas, que ha salido mucho por la TV ultimamente.

    Adolfo, no te preocupes, he dejado tu pregunta para el post Tengo una pregunta para usted, que isupongo que será el siguiente. Ya me he enterado de lo de Sevilla, que pena, con lo que a mi me gusta/gustaba.

    Un beso a todos

  4. No sé si es una casualidad o no, pero un amigo mío – David Manzano, nacido el mismo 18-nov-1983 que yo – que vive en Quito era bastante habitual del Casal Català, de hecho organizaba unas partidas de Trivial para la concurrencia emulando a las que jugábamos en un bar barcelonés.

    Y siguiendo con las festividades catalanas, feliç dia de la Mercè!

  5. Grande Lerdaco, se ama más a la tierra cuando se está lejos!
    Y una corrección, es «Joan Isaac», y sí, algo famosillo es, entre los cans vells de casa bona tiene su renombre…

  6. Nombre: Alicia dePach
    Edad: 25
    Profesión: Sales executive

    Caserito, que tal va la misión «Mini-proyecto humanitario»?

    ————————————————-

    Ya se sabe quien es el autor de la misión sopresa-sorpresa? 😉 :p

    … puede que me haga más ilu a mi que a Pach? Mmmmmoh

    Besazos!

  7. Hola a todos y gracias por los comentarios.

    Guille, ni idea la verdad. Diria que no habia ningun David en la celebracion, aunque no estoy seguro tampoco. Me gustaria echarme una partida de trivial contigo, que sospecho que serias un excelente rival.

    Spike, toda la razon, dislexia se llama eso. Me he partido con lo de ca vell de casa bona. Mi sra madre era una de ellas, ya que ella le conocia.

    Alicia, te contesto por aqui que ese post lo tengo ya escrito.

    El proyecto minimision humanitaria va. En Ecuador tuve una primera toma de contacto, pero no fructifico porque la ruta no me permitia pasar por la zona en cuestion. Y casualmente hoy mismo tengo una reunion al respecto. Veremos a ver que sale. Pero si todo falla, tengo algo en mente, de hecho diria que tengo un buen lugar ya, uno que visite en su dia hace un par de meses. No quiero avanzar mucho mas, pero esa mision, lejos de estar abandonada, esta mas en mente que ninguna otra.

    Y respecto a la mision sorpresa sorpresa del loquequieras… pues aqui esta la respuesta: http://www.loquequieraspor10euros.com/pach-sorpresa/

    Un beso a todos, familia, todavia desde Medellin, Colombia.

  8. Valiente robo el del casal catala. Hablando de casales, no encontraste ningun Casal Aviles en tu viaje? Casales gallegos debe haber a patadas!

  9. En relación a la cena en el restaurante Tibidabo, si exceptuamos lo agradable del reencuentro y la amabilidad y el buen acogimiento de Gisela y Javi, hubo algunos momentos patéticos como la arenga del politiquilo de medio pelo apostillada por el otrora cantautor Joan Isaac, intentando hacer proselitismo ante unos acólitos andaluces, castellanos, ecuatorianos, catalanes(que no catalanistas) y charnegos, que a lo único que habían acudido era a pasar una velada agradable, que lo fue, pero mediante el pago de 16 dólares per cápita, de escuchar los lamentos de siempre, rancios ya, de la opresión del pueblo catalán y bla… bla… bla… y de escuchar Els Segadors, que tímidamente canturrearon, las voces se oían como en sordina, no les llegaban al cuello de la camisa, unas 4 ó 5 personas , de los aproximadamente 20 comensales. Ese momento me pareció más un velatorio que otra cosa; Había que ver las caras serias y circunspectas de los que aguantamos , de pie, las notas musicales del nada desdeñable himno, musicalmente hablando.
    Éramos mayoría los que queriendo a Cataluña no nos sentíamos catalanistas y menos aun separatistas, pero nos sentimos mal.
    En fin, que teniendo en cuenta la cantidad, calidad y cualidades del público asistente, sobraron el mitin separatista y el Himno.
    A pesar de todo, me quedo con lo agradable del encuentro con los compañeros y de su hijo y compañera con el nuestro.

  10. Valencia, supongo que te refieres a Casales ABULENSES, imagino, espero y deseo. Y la respuesta es no.

    Librado, ya sabes que estoy de acuerdo. Y puntualizo que fui uno de esos cuatro o cinco que canturreaba Els Segadors, diria que el que lo hacia a mas dB’s…. para que vierais como estaba el patio. El discurso innecesarisimo, el himno, como cualquier himno innecesario por definicion, pero conmemorativo al fin y al cabo. Reconozco que a mi me hizo gracia.

    Un beso

  11. Medellin como en Badajoz!

    Alex, tú bailando sardanas?? espero que haya fotos!

    Por cierto, me encanta la frase de «hubo momentos patéticos…» ahora ya sé de donde te viene esta expresión! esq cuando lo he leido era como si te escuchara a ti. grande!

  12. Bien Valencia, bien.

    Gemma, lamento decirte que no baile sardanas, pero 4 o 5 motivados si lo hicieron. Me ha hecho gracia lo de los momentos pateticos, solo faltaba que hubiera dicho ‘pantomima’

    Un beso

  13. Hola amigo !
    Bueno ya es hora de que te escriba algo .
    En honor a la verdad es la primera vez que entro en el blog , mis felicitaciones por tu aventura .
    Hace como unas dos semanas sentados a la puerta de la Sindical y con una cervezas de la mano tus amigos decidimos que terminarias en la Sexta trabajando en algún programa parecido a Salvados .
    Bueno majete , vuelve cuando quieras pero siempre antes de agosto 2011 .
    Muchos Besos

  14. Saray, bienvenida a este blog, esperemos que sigas por aqui y muchas gracias por el comentario.

    Si lo decidisteis a la puerta de la sindical, tiene que ser verdad, así que ojalá… la Sexta, espero tu llamada!

    Da recuerdos a todos los bárbaros.

    Un beso grande.

  15. Vaig estar al sopar de Quito, y para que lo entiendas: Que gilipollas que sois, niños mimados sin respeto por nada y por nadie. Encima fachas! puajjj

  16. Gràcies per la teva aportació.

    D’altra banda venir a un lloc que t’és aliè a acusar-nos de falta de respecte i de fatxes és si m’ho permets una mica agoserat.

    De primeres el que no tens respecte per res ets tu que ve a casa meva a cridar-me i insultarme.

    I de que em diguin fatxa n’estic tant avorrit que ni et contestaré, pero reflexiona el perquè em dius això… per tenir una patria diferent a la teva? Això si que és una actitud feixista.

    Que passis bona vida!

    Àlex
    El català, correcte

  17. Per cert, ja que vas estar al sopar et convido a que m’indiquis quina part del que dic no s’ajusta a la realitat.

    Moltes gràcies.

    Àlex

  18. Bueno, la épica no tiene final, ayer se produjo una concentración elevadísima de Épica y sucedió algo casi paranormal.

    Celebrabamos en un bar de Barcelona el reencuentro con Barrulas, él llegó tarde y cuando llegó nos abrazamos efusivamente. Durante los dos primeros minutos de nuestra conversación, apareció Javi diciendo: «Vosotros dormisteis en mi casa en Quito».

    Épica en estado puro, señores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *