El parque nacional de Daintree con Kate

En el parque nacional de Daintree, en el nordeste de Australia, la jungla besa el mar con sus manglares, a parte de cocodrilos y escenarios espectaculares en las caminatas que puedes hacer en la densisima jungla esta Kate.

Kate seria el máximo exponente de lo que, con cariño, llamamos el «perroflautismo», el destino hizo que nos topáramos con ella y su hijo Abel (al que educa ella misma) en una área de descanso en la que queríamos quedarnos a dormir. Vestía con una manta raída sobre los hombros sobre la que reposaba su ceniza melena y con su perro entre las piernas se sentaban al lado de una bellísima playa.

Al ser un parque nacional preguntamos a la mujer si nos podían multar por pasar la noche allí, nos dijo que en principio si así que si queríamos podíamos aparcar la furgoneta en frente de su casa… y allí que nos fuimos…
Visto con el tiempo, los dos días que siguieron no han perdido ni un ápice de intensidad ni de magia con la que los vivimos.
Entrar en casa de Kate fue entrar en un mundo a parte, su casa de madera en medio de una espesisima jungla, donde vive sin electricidad, sin una de las ventanas, sin cerraduras en las puertas, y con un considerable kaos organizado (es artista con lo que recupera muchas cosas de la calle y las acumula en su «estudio») nos encandilo a la luz de las velas.

 La casa de Kate…

Empezamos a jugar con Abel en el piso de arriba, un muchacho despierto, bien educado y risueño, y cuando bajamos Kate nos había preparado algo de cenar a todos así que trajimos un poco de vino y después de cenar sacamos la guitarra…
Kate seria la reencarnación de Janis Joplin (y sino juzguen ustedes mismos):

Empezó a cantar canciones de su tiempo, básicamente de Bob Dylan pero también y especialmente una escrita y compuesta por ella misma… os pido por favor que para seguir leyendo el post os relajéis y escuchéis a Kate (descargar el archivo).

En fin… ahora que os envuelve su voz tal vez sintáis un poco lo que nosotros, en la semi oscuridad, hablando con ella a ratos una loca, a ratos una bruja buena a ratos una amiga, pasamos la noche conversando y aunque a veces su «perroflautismo» pudiera parecer excesivo (podía explicar como sentía las vibraciones de los arboles justo después de explicarnos interesantes tramos de la historia Australiana como el trato a los aborígenes o política territorial…) yo me pregunte como sentiría la naturaleza si desde pequeño hubiera vivido a un metro de una espesa jungla en la que uno no se puede adentrar sin cortar alguna liana.

Este magnifico riachuelo esta a 10 metros de su casa…
Y este bucolico lugar a menos de cinco minutos!

Finalmente nos fuimos a dormir no sin antes darle un fuerte abrazo y prometerle que al día siguiente cocinábamos nosotros.
Al día siguiente cada uno se fue por su cuenta, Charlie se quedo en la playa, Kim subió al Monte Sorrow, y yo que empecé la ascensión horas mas tarde me quede a mitad de camino. Por desgracia en la cima del monte Sorrow no había muchas vistas ya que la bruma lo tapaba todo.

Esta es mas o menos la vista desde otro punto cercano

Pero lo interesante era la ascensión en si, el estrecho camino a veces desaparecía en el espesor de la selva, había enormes arboles caídos que había que escalar o pasar por debajo, gruesas lianas…

Oioio ioiooooooooooo!

 Camino a la cima….

Si tienes suerte… pero que mucha mucha suerte parece que puedes llegar a ver Cassawaris, este fue el único que vimos nosotros…

 

Parecia que tenias que ver uno a cada curva pero nanai

En resumidas cuentas, se trata de un sitio muy recomendable… y como prometido, por la noche volvimos con Abel y con Kate, les preparamos una tortilla de patatas y un arroz a la cubana, departimos al lado de un fuego y sacamos de nuevo la guitarra y de nuevo la magia nos envolvió.
Si algún día pasáis por Daintree afinad la vista… tal vez os crucéis con ella!

On the road again!

Ya estamos en Nueva Zelanda! Y como echabamos de menos el olor a gasolina, el viento en la cara y la inercia de las curvas, hemos vuelto a alquilar una fragoneta!

 

 
Poseidon «el molon» y… 

 
 


 
…la reina de los mares 

 

Otra vez molona como pocas nos va llevar por todos los increibles paisajes que alguna vez hemos visto en fotos o en la peli del Senor de los Anillos. Esta vez nos hemos pillado una en la que podemos conectar nuestros Mp3 y esta bastante mas nueva que la South Park.

 


 
Y donde esta Pedro? 

Lo unico malo es que estos dias esta haciendo un frio que pela y ayer empezo a nevar… Que duro es fregar los platos a zero grados con el agua saliendo temperatura ambiente. Digamos que con este clima la furgo se vuelve un poco menos practica de lo que era en un principio.

 


 
claclaclaclaclac…. 

Eso si la moral del equipo no defayece y siempre encontramos alguna solucion para entrar en calor… Y no me refiero a dormir muy muy juntitos ;)… Ayer nos dimos un lujo y nos pagamos la entrada a un especie de Caldea a lo kiwi y por primera vez me pude banar al aire libre mientras nevaba. Una gran sensacion! Eso si, salir del agua para ir de piscina en piscina era un poco agonico…

 


 
Alla donde fueres haz lo que vieres 

Como veis, sabemos cuidarnos ;)… 

Paso del Ecuador

Que no cunda el pánico. Que no estamos en América Latina. Seguimos en Nueva Zelanda, solo que ayer Charly y yo cumplimos nuestros seis primeros meses de viaje. Ya me vino el momento lagrimilla hace unos días, en recuerdos de Australia y lo que hemos vivido hasta entonces en nuestra vuelta al mundo, pero ayer fue el día exacto del paso del ecuador.
Para variar, ya con nuestra caravana kiwi, nos paramos en una área de descanso y sacamos nuestra barbacoa, nuestro pan y por supuesto, un poco de vino !!! Luego risas, recuerdos, guitarra y para terminar, aprovechando que estábamos solos, pinchando el tecno que nos regalo Blake, uno de los compañeros de piso de Roy en Sydney.

Y como regalo extra, un pequeño vídeo sobre nuestra llegada a Nueva Zelanda. Esta en catalán, pero creo que todos lo entenderéis. En el veréis chicas guapas, tremendos efectos especiales, momentos de drama y tensión, y como no, un final feliz con un torrido beso entre Charly y Guillem. No os lo perdáis !!!

 

En casa de Matt!

Antoine y Rodri ya hablaron una vez del Couchsurfing en la web… pues bien hasta ahora ninguno de nosotros lo había experimentado y la primera vez ha sido un lujo…

Muy lejos de aquí en el otro lado del mundo (on viuen contents els barrufets…), en Chrischurch, Nueva Zelanda Matthias nos abrió las puertas de su casa y eso que en esta ya habían otros 4 Couchsurfers (dos Alemanes, una Italiana y un Polaco!), su compañero de piso y sus cinco gatos…

 

 

Despues de cenar nos ensenyo donde ir!

Sin conocernos de nada nos abrió las puertas nos dijo donde guardaba una llave y nos dejo un trocito de salón para echar el petate!

 

 

La casa estava un poco llena asi que nos toco el suelo…

 

Además nos pegamos dos buenas comilonas ya que el es «chef» y nosotros por supuesto hicimos nuestras tortillas, pan con tomate y un excelente gazpacho (Kim’s style!) nos pudimos conecatar a internet y nos dio un montón de consejos sobre sitios para visitar en Nueva Zelanda.

Vamos que nos quedamos asi de contentos: 

 

 

Fauna Australiana

Entre otras muchas cosas Australia destacara en este viaje por la cantidad de animales que no habiamos visto antes que hemos podido contemplar en estado salvaje.

 

En la carretera es curiosamente donde hemos podido ver la mayoria de los animales. Por el desierto las carreteras no estan muy concurridas y los animales se acercan sin miedo. Los canguros por ejemplo mueren a centenares atropellados y su carne se presenta como un manjar para los carroneros.

 

 

El primero que vimos
Esperando un atropello (media mas 2 metros con las alas desplegadas)

 

Vas conduciendo y de repente ves que hay algo que cruza la carretera, una vaca sera… Pues no, Camellos! Un iluminado los trajo de Africa y ahora algunos son salvajes…

 

Que pinto yo aqui…

 

Luego los Parques Naturales tambien nos descubrieron muchas especies y bichos indeseables…

 

 

A Guillem le encantan…
Como a este lagartazo…
Me encanta el pajaro Punky

 

Lo curioso es que la mayoria de los animales no te tienen mucho miedo cuando te acercas y los puedes ver de realmente muy cerca.

Evidentemente no podia faltar, el animal mas activo del planeta, una cruel maquina de matar, capaz de enganar a sus victimas con su apariencia de peluche: El KOALA!

 

 

Como engana… ( la peazo de foto es Genis y Gin, dos catalanes que nos encontramos en el parque, suerte poque no teniamos camara eses dia…)

Bueno, paso de poner mas fotos, de aqui poco las podreis ver en la web, aunque parezca mentira al final podreis ver las fotos, falta poco!!

 

Viviendo Sydney

Acabamos de pasar unos 6 fabulosos dias en Sydney. Es una ciudad llena de encanto que tiene de todo. Por lo que nos han dicho el clima ademas es muy bueno, el verano dura unos 8 meses en los que puedes disfrutar al maximo de Sydney en sus playas.

 

 

Pero nosotros hemso llegado en invierno y banarse no era lo que mas apetecia… En cambio paseamos bastante por sus barrios de casitas adosadas al estilo londinense.

 

 

Casita en Redfern

 

Annandale, Paddington y Redfern son barrios preciosos a la vez que bastante vivos en los que te imaginas viviendo a gusto.

 

 

Mercadillo de Paddington

 

Nosotros dormiamos en Redfern en casa de un conocido de Guillem, Roy. Con el hemos tenido mucha suerte, a parte de alojarnos en una zona bastante centrica, hacernos sentirnos como en casa y llevarnos en coche a la otra punta de la ciudad cuando lo necesitabamos, nos descorchaba sus mejores vinos australianos en las cenas que preparabamos.

Tambien hicimos el guiri y paseamos por el frente maritimo:

 

 

-«Habra que mirarse curro por aqui…»

 

Botanic Garden (precioso y lleno de australianos haciendo deporte en la pausa de la comida, pero muchos muchos), Darlington Habour y como no la Opera con el skyline detras.

 

 

Mira que habiamos visto fotos

 

Pero lo que uno no se puede perder es tomar un ferry que salga de la bahia para poder contemplarla de lejos: Que espectaculo!

 

Ooooooh

 

Nosotros lo tomamos para ir a una playa llamada Manly Beach (muy bonita y con una calita preciosa al lado)

 

Vistas a Manly Beach

 

y a la vuelta podimos ver la bahia adornada de luces por la noche.

 

La llegada al puerto

 

Nico, el hermano de una amiga que hicimos en Asia, tambien nos ha tratado de fabula y entre otras cosas nos llevo a Bonday Beach, otra playa alrededor de la cual hay mucha vida. Ahi fuimos tambien con Olatz, la hermana de Rodri que justo ha empezado a vivir en Sydney.

 

 

Kim y Olatz en Bonday beach

 

Ademas Nico tambien nos llevo a ver un partido de Rugby 13 Australiano, muy animado y con un ambiente muy familiar en las gradas.

 

Empuja!!

 

De sydney nos habian hablado mucho, esperabamos mucho y no nos ha defraudado en absoluto: Agradable de vivir, con unas vistas tremendas, con vida nocturna, con vida en las calles de sus barrios y una playas de lujo en la misma ciudad. Vamos, que me gustaria vivir una temporada en Sydney.