La misma piedra

BSO: Un beso y una flor (forjarán mi destino las piedras del camino), de Nino Bravo.

Dicen que el humano es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra. Yo, un simple viajero metido a narrador de historias no soy una excepción y también he encontrado esas piedras que van forjando mi camino.

El hilo de esta historieta Épica lo habíamos dejado en el norte de Chile, en el desierto de San Pedro de Atacama. Después de eso, crucé lo que sería mi última frontera terrestre, volvía a la Argentina, en concreto a la ciudad de Salta.

En lo más alto de Salta.

Allí se produjo uno de los reencuentros más esperados: la risueña coreana con la que habíamos hecho la subida al Choquequirao algunas semanas atrás. Juntos decidimos darnos un pequeño paseo por algunos pueblos de la provincia de Salta: iniciaríamos el recorrido por el apartado Cachi y trataríamos de llegar a Cafayate, aún sabiendo que el camino que unía ambas localidades estaba totalmente incomunicado por transporte público, en lo que supondrían 150 kilómetros más largos de lo habitual.

Celebramos el reencuentro con un litro de nuestra bebida favorita en Cusco: jugo de maracuyá.

Tras madrugar, llegamos a la localidad, algo decepcionante para las espectativas creadas. Así que decidimos no hacer noche y comenzar a caminar el largo camino que nos separaba de nuestro destino. Antes de salir a la carretera a levantar el dedo, decidimos probar suerte preguntando a todo el mundo que pudiera tener coche en la plaza del pueblo. Nos repartimos el trabajo: Eunjung preguntaba en inglés a los que tenían cara de gringos y yo en español a los que parecían argentinos.

La misión de búsqueda dio sus frutos y unos aparentemente amables canadienses iban en nuestra dirección. Nos abandonaron una cincuentena de kilómetros más adelante pues ellos iban teóricamente a hacer noche en un pueblito cercano. En una hora de tensa espera pasaron por el polvoriento camino sin asfaltar tres coches que, por diferentes motivos, no nos pararon. Pero la suerte nos reservó una nueva sorpresa y los mismos canadienses seguían haciendo camino pues no les había gustado demasiado el pueblo que a priori habían seleccionado para pernoctar.

¡¡Páranos!!

Así que nos avanzaron otros cincuenta kilómetros. Como todavía quedaba una hora y pico de luz, decidimos seguir probando suerte con el dedo en alto a ver si alguien nos completaba el recorrido. Sin embargo, tras otra tensa hora de espera, se podría decir que no pasó ningún vehículo donde pudiéramos meternos.

Seguramente estábamos en la ruta con menos tráfico de toda la Argentina, por lo que la desesperación se disfrazaba de espera en mitad de la nada, tragando polvo en un camino de arena. Estaba a tan solo unos cien kilómetros de distancia de aquella vez que me pasó lo mismo, caminanto otra vez sobre la delgada línea que separa cosas casi opuestas: lo maravilloso del paraje, con el nerviosismo que aporta el no poderse uno desplazar a tu antojo. Efectivamente, había tropezado otra vez con la misma piedra: tensa espera al borde de una carretera del despoblado norte argentino, con el frío atenazane de la noche en zonas desérticas y sin posibilidad de escape.

Hay que cuidar el cutis mientras uno hace autostop.

Esta vez teníamos más suerte: estábamos a tan solo un par de kilómetros de un pueblito llamado Angastaco. Caminamos ya de noche cerrada el camino que nos separaba del pueblo. Evidentemente estábamos en un lugar fuera de cualquier circuito turístico, un lugar nada acostumbrado a ver personas foráneas y mucho menos de unos rasgos tan exóticos como los de Eunjung.

Éramos la atracción del pueblo, pero lejos de querer serlo, nos disponíamos a pasar la noche allí. Nos hablaron del camping del pueblo, para lo cual hubo que encontrar al encargado. Preguntando casa por casa, llegamos ante la vivienda del tipo, que en ese momento se encontraba en misa. ¿Misa a las diez de la noche de un martes? Efectivamente, todo el pueblo estaba congregado en la curiosa iglesia decorada como un árbol de navidad.

La iglesia.

Pero ¿como reconocer a Martín López entre toda la parroquia que asistía al sermón de un cura que anunciaba el apocalipsis? Hice correr la voz de que lo buscaba y nada más concluir la ceremonia fue advertido. El cámping estaba cerrado, imposible dormir allí.

Seguí con mis averiguaciones en ese difícil momento: la salida de misa, momento en que los hombres tienen prisa para irse al bar y las mujeres tienen demasiadas cosas de las que cotillear como para hacerle caso a un desubicado extranjero.

Me informaron de que había un hostalito cerca de la iglesia, cuya dueña era la más beata del pueblo y fue la última en abandonar la santa casa. Además era la encargada de la rifa o de vete tu a saber qué milonga para pedir dinero al resto de fieles; por lo que tuvo una larga conversación con el párroco antes de tener la amabilidad de atendernos.

Espera a la puerta del templo.

Así que nada, allí dormimos. Como el pueblo era muy pequeño y aquel era lo único que se parecía a un hostal en todo el pueblo, allí cayeron también nuestros amigos los canadienses con su coche, que se presentaba como nuestra tabla de salvación.

Tras corta conversación, quedamos con ellos a las diez de la mañana para salir hacia nuestro destino. Después de leer un poco, nos dormimos con toda la tranquilidad, hasta la mañana siguiente.

Al respertar, tragedia: el coche no estaba y no había ni rastro de los canadienses. Habíamos bajado la guardia obviando que los canadienses provenían del Quebec, la parte francesa del Canadá. El peso de la genética gabacha al servicio de quedarnos otra vez en mitad de la nada.

Así que después de acordarnos de todos los muertos de nuestros ex-amigos iniciamos la búsqueda de algún medio locomotor que nos llevara hasta Cafayate. La suerte se alineó con la Épica una vez más y conseguimos viajar en la parte trasera de una camioneta, tragando bastante tierra en lo que fue un incómodo viaje de un par de horas.

La camioneta que nos llevó.

Así fue como, tras tropezar otra vez con la piedra del abandono en mitad de la nada, no solamente sobrevivimos, sino que lo disfrutamos al máximo. Después unos días en Cafayate, una jornada en Tucumán y ahora os escribo desde la penúltima parada de este viaje que cuenta los pocos telediarios que le quedan para llegar a su fin.

Cuando caminen no miren al suelo, así tendrán más oportunidades de poder tropezar con las mismas piedras.

20 opiniones en “La misma piedra”

  1. me encanto este post, casi he muerto de la risa cuando dices que eso canadienses tenian que haber tenido genes franceses jajajaaa, y bueno no solo tropiezas con la misma piedra, en cuanto a situaciones, caramba tambien te encuentras con la misma gente amiga, eso es algo genial.

    por lo general la gente no quiere tropezar dos veces con la misma piedra, porque la piedra siempre fue tomada como un error, pero asi como lo relatas tu, la piedra no siempre es un error, la piedra puede ser un paisaje de paz, una caminata libre o el amigo mas entrañable.

    no mirar al suelo siempre fue una buena idea.
    karina

  2. Como nos recuerda Alex ya queda muy poco para que termine este fantástico viaje, echare en falta mis desayunos leyendo las aventuras y comentarios de todos vosotros. Ha sido estupendo conoceros, aunque sea muy poco, y descubrir esa amistad y complicidad que teneis, no la perdais nunca.
    Dadas las fechas que estamos, os paso una idea de Menú Navideño:
    – Toneladas de OPTIMISMO Y POSITIVIDAD
    – Miles de kg. de ÁNIMO PARA SEGUIR LUCHANDO
    – Miles de kg. de TOLERANCIA
    – Un buen chorro de SENTIDO DEL HUMOR
    Déjese hervir durantre 4/5 horas mientras se ameniza la espera con cánticos tradicionales (villanzicos, nadalas etc.)
    Se aconseja maridarlo con un buen lingotazo de ALEGRÍA.
    Un abrazo y felices y épicas fiestas a todos

  3. ¿bebida favorita jugo de maracuyá? Si que han cambiado las cosas… no se si habrá de eso en el Chino Juan…

  4. Me ha gustado mucho el post, las fotos, la bonita canción de Nino….q recuerdos tan lejanos!
    Lo de los franceses ya no me ha hecho tanta gracia….a lo mejor esq esto de llevar mas de un año en Francia me esta afectando :s
    y lo que me queda!

    Pero ya se sabe que no hay mal que por bien no venga! quizas los candienses eran unos psicopatas asesinos…. 😀

  5. Yo encuentro que está bien. Siempre es bueno desear lo mejor para la gente. Aunque creas que está pasadode moda, no todo lo pasado es malo, y por tanto nos podemos quedar con ello, no tenemos que rechazarlo porque puede seguir teniendo vigencia.
    Además, Pachsuegra lo dice tan bonito…
    Yo te entiendo. Son estos hijos los que no nos entienden. ¡Somos unos INCOMPRENDIDOS!!!
    Toneladas de cálidos abrazos,
    miles de cariñosos besos,
    un buen chorro de comprensión
    y el mundo en que vivimos ser: ¡Mejoooor…!!!

  6. Hola a todos, hermanos, gracias por los comentarios siempre tan bienvenidos.

    Karina, ya sabes que siempre hay que darles duro a esos franceses que sino acabarán por convencer a todo el mundo de que Francia es el mejor país… Me alegro que te haya gustado.

    PachSuegra, PachNovia, Padre, yo como suponeis no comparto mucho eso de la navidad, pero me parecen muy buenos esos deseos, aunque me gustaría mas recetarlos para todas las epocas del año.

    PachSuegra, aunque el viaje acabe, en principio el blog seguirá, así que podrás seguir desayunando con las mismas historias en escenario más cotidiano.

    Casas, no han cambiado tanto las cosas, el jugo de maracuyá es lo mejor por la mañana, después ya nos vamos al Chino-Juan. Por cierto, vete diciendole que vuelvo, dile a Lenta que se ponga dos.

    Gemma, tienes que irte ya de Francia, no puede ser que ya no te hagan gracia los comentarios anti-gabachos, son lo mejor de este blog, jejeje.

    Pau, menudo crack el bueno de Eufe… habrá alguna historia en la que no esté metido este buen señor? En fin, todo demasiado costumbrista. Esto es España, la de los éxitos deportivos y las chapuzas dopantes. Pasen y vean.

    Informo a todo el mundo que mis horas de bus han acabado: Estoy en Buenos Aires, final de trayecto, en diez dias vuelo a España.

    Un beso a todos

  7. Tia Alex. A mí me dejan tirada en medio de la nada y lo siguiente que me imagino es toda una serie de bestias pardas con intención de despedazarme,jajajajaja. Y tú, ¡tan feliz! Olé, olé, olé! jajajajaja.

    Y del video no sé que me impacta más, si Eunjung leyendo o lo delgadico que te has quedado Alex!!!!!!!!!

  8. Al Presidente del Parlamento,
    María Eugenia Molinelli, DNI 30.947.353 por derecho propio, con domicilio real en la ciudad de Córdoba, República Argentina y constituyéndolo a todos los efectos procesales en la ciudad de Montevideo, República Oriental del Uruguay, comparece ante Vuestra Excelencia y solicita, atento el inconmensurable valor que reviste el territorio sudamericano para la humanidad en general y para la suscripta en particular, proceda a la rúbrica del “Tratado bilateral sobre los principios que deben regir las actividades de los masculinos de nacionalidad española en la exploración y utilización del espacio latinoamericano como, incluso, de sus hermanos de sangre hispana y específicamente de otros cuerpos de género diferente, y Acuerdo sobre el salvamento y la devolución de las residentes en estas tierras a su estado natural, anterior a conocerlos.”
    Las Partes en este Tratado:
    I) Inspiradas en las grandes perspectivas que se ofrecen al gentío latinoamericano como consecuencia de la entrada del español del nuevo siglo en el espacio latinoamericano;
    II) Reconociendo el Interés general de toda la comunidad en el progreso de los procesos cognitivos por parte de los ibéricos en relación a éstas tierras una vez más y persiguiendo, indefectiblemente el título de virrey en cada descubrimiento, siempre y todas las veces con fines pacíficos y de modo eventual, solo eventual, inescrupulosamente amorosos;
    III) Estimando que la exploración y la utilización del espacio de Incas, Mayas y Aztecas como de sus actuales féminas residentes se debe efectuar en bien de todos los pueblos, sea cual fuere el grado de desarrollo económico y científico en general, y en comunidad de cuerpo, alma y vida de las residentes en particular;
    IV) Deseando contribuir a una amplia cooperación internacional en lo que se refiere a los aspectos culturales, sociales, naturales, animales, instintivos (en inverso orden de importancia);
    V) Comprometidas ambas partes en considerar al masculino metropolitano que visita y hurta sensaciones y emociones de coterráneas y extranjeras a la suscripta, como enviado de la Humanidad, y con el convencimiento de que le será prestada toda ayuda posible en caso de accidente, peligro o aterrizaje forzoso en el territorio de otro Estado parte o donde lo requiera;

    Resuelven:
    Artículo 1
    Fomentar entre las partes relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y diferencia de género, y al de la libre determinación de los involucrados y tomar otras medidas adecuadas para fortalecer la paz, el parloteo y la bebida en compañía real o imaginaria.
    Artículo 2
    Para la realización de los Propósitos consignados ut supra, las partes procederán de acuerdo a las múltiples posibilidades ofrecidas por la tecnología e ignoradas por quien suscribe o por la fantasía manejada a la perfección por ambos signatarios.
    Artículo 3
    A los fines de resolver las controversias que pudieran plantearse, las partes manifiestan acordar un foro competente no exclusivo, con amplias posibilidades de revisión.

    Disposiciones varias
    Podrían formularse reservas, de cualquier índole, medida, forma y tiempo. Las partes se regirán por cualquier procedimiento y práctica consuetudinaria que les plazca. Las pocas horas en las que las partes pudieron beber de la misma botella etílica, no serán óbice para la adhesión y posterior ratificación del presente.

    Hecho en algún lado, a los diez días del mes de diciembre de dos mil diez, en un solo ejemplar y en un endeble y mal logrado castellano.

  9. Hoy quisiera hacer épica mención a la familia Casero, que se reune en Granada, para rendir homenaje a Alhambra.
    Vaya desde aquí, un abrazo y un beso para todos. Disfrutad y pasarlo bien.

  10. Alex!! Se me ha olvidado decírtelo.
    Carol está ahora mismo en Argentina con su amiga Mireia (estuvo en la fiesta de la épica y también ha venido a alguna festa FIB, así que juraría que la conoces). Creo que los últimos días los pasan en Buenos Aires y si ya has llegado y a Barcelona no vuelves hasta el 20 deberíais coincidir. Lo digo por si te apetece. Luego te envio un mail con más datos!
    Un beso!

  11. Siempre me sorprendes. Resulta que ahora no ves mal la tradición de mis felicitaciones. Tú que te metías conmigo cada Navidad de que eso era algo trasnochado y yo me lo creía. Me ha hecho mucha ilusión ver que tú también tienes tu puntito de sensibilidad por más que a veces te hagas el duro e intentes disimularlo. Yo creo que es todo un poco en plan jocoso,un poco como un juego
    Espero que cuando vuelvas sigamos en contacto por este medio, de forma tan asidua.
    La verdad es que el viaje épico marcará un antes y un después en comunicación, ya que antes de irte la comunicación era mucho más escasa.
    Besos

  12. Amigos, gracias a todos por las opiniones.

    Cuatro aeropuertos no son nada, Karina. Esto ya está hecho!

    Vero, estoy hecho un figurín, tienes razón. Como dato, el otro día me pesé por primera vez durante el viaje, con un resultado sorprendente: 61kg. La verdad es que no sé cuanto pesaba antes de salir de viaje porque no lo hice, pero recuerdo algunas veces que había pesado 76kg. Así que 15 kg menos en el nombre de la Épica, lo mismo que pesa mi mochila.

    Moli, en primer lugar quiero darte la bienvenida al blog e informarte de que como sigas haciendo aportaciones de esta calidad, cuelgo los hábitos y te paso el password del blog para que lo continues tu. Realmente estoy totalmente impresionado. Nunca un texto jurídico había resultado ser tan lindo, de verdad: Gracias. He de reconocer que incluso he intentado empezar a escribir una respuesta usando terminología jurídica, pero me he visto totalmente superado por la situación. Así que no tengo respuesta, solamente puedo decir tres cosas: gracias, escribe más veces y ¿donde hay que firmar, señora abogada?

    Respecto de lo que comenta Adolfo, me han llegado informes que el encuentro de la familia Casero en tierras andaluzas ha salido a pedir de boca como era de esperar. Una pena no haber podido estar presente. Más veces, señores!

    Karina, creo que acertarías con la contratación.

    Zai, como ya te he dicho por gmail, le he mandado un mail. A ver si las veo por aquí.

    Caty, jamás he visto mal la tradición de las postales. De hecho siempre he señalado que lo que más gracia me hace es que la tradición no es en sí mandar las postales a los primos de Francia, sino el propio hecho de firmarlas en nochevieja. Cuando vuelva como ya he anunciado en principio y hasta fecha indeterminada, el blog seguirá, siempre que el webmaster lo permita, claro… Así que seguiremos este contacto.

    Me despido desde Buenos Aires, un abrazo a todos.

  13. Por supuesto que los buenos deseos que se expresan en coments anteriores tendrían que ser extensivos para todo el año. Ellos deberían ser el eje principal de nuestras vidas, algo que la diera sentido, de manera que contribuyeran a que seamos felices para así hacer felices a los demás.
    Creo que la vida es o debería ser para ésto.
    ¿Me ha quedado muy tópico, muy pedante o muy de sermón de iglesia? Me da igual. Realmente lo digo porque lo siento.
    Besos y abrazos a todos los Épicos

  14. Bueno, tengo que decir que leía poco este sitio, en cambio, de ahora en adelante me parece que lo iré siguiendo mas
    a menudo.
    A seguir así!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *