En casa de Mac!

Ya llevamos un tiempo insistiendo, en el viaje uno de los mayores regalos que vamos atesorando es la gente que vamos cargando en la mochila junto con los paisajes o las imágenes imborrables, si además un personaje como Mac te ofrece su HOGAR (así con mayúsculas) entonces el cócktail es perfecto!

 

En Tulum conocimos Juliane, esta, nos dio su teléfono, llamé y con solo decir que éramos los amigos de Juliane Mac ya me estaba dando su dirección.
Salimos de Palenque y pasamos la noche en el bus, encontramos la casa y a Mac junto con Mike (su compañero) que iban y venían cargando arena así que nos saludamos, tiramos las mochilas en un lado y nos pusimos a ayudarles.
En el couchsurfing (aunque Mac no pertenece al grupo) de lo que se trata es de compartir, experiencias, cocina, música, o lo que sea… así que no dudamos en ponernos a cargar o a cocinar o a disfrutar de su casa!
Mac nos dijo que nos instaláramos, que su casa era nuestra casa y no sabéis que acogedora se nos hizo!
Os la muestro un poco:

 

 

El salon con la escalera que lleva a la Habitación de Mac
La cocina con otro salon detrás

Esa misma noche ejerció de buen anfitrión y nos llevó a una fiesta, un encuentro en casa de Marc y Rolando dos couchsurfers curtidos que acogían a 7 personas en su casa y que nunca suelen tener a menos de 3!
Cómo os podéis imaginar el ambiente era una maravilla, viajeros y locales cocinando sus especialidades, una guitarra, unos tambores, cervezas y algún que otro tequila amenizaron una noche que se alargó.

 

En la cocina de Marc y Rolando, conversando y probando el guacamole

 

Bien acompañado bailando en el patio. Mac, el de verde bailando la conga.

Ya estábamos integrados en San Cristóbal de las Casas, conocimos a foráneos afincados y a locales acogedores.
Visitamos la ciudad y alrededores como nos cuenta Rodrigo y cada noche regresábamos a casa con la sensación que estabamos en nuestro propio cuarto! Cocinamos, vimos películas de DVD, simplemente daba gusto llegar a casa!

En casa de Mac el segundo día se montó una timba de mucho cuidado, cada miércoles convoca a sus amigos y se ponen a jugar al Póker, se juegan 25 pesos por partida (poco más de un Euro) y solo puede ganar uno, que se lleva todo el bote, tienen fichas como en Las Vegas y hasta el James Bond de “Casino Royale” estaría nervioso en esa mesa! La verdad es que es muy divertido y obviamente el ambiente es de distensión total!

El Jueves, para que no parezca que lo único que hacemos es dedicarnos a comer, beber y a la ludopatía estuvimos en la presentación de la revista “Arroz”, una revista que nada tiene que envidiar al famoso “Time Out” recogiendo todos los eventos culturales que se celebran cada quincena en San Cristóbal, obra de Kate una Americana afincada en la capital de Chiapas. Hubo música en vivo, bohemios y artistas y sí también un poco de cerveza y de vino…

 

“Fractal” en vivo, tengo videos pero no hay manera de subirlo!

El Viernes, nos acompañó a un bonito pueblo llamado San Juan Chemula. Su buen hacer con la fotografía, así como su gran humor hace que pasear con el sea de lo más divertido. Y por la tarde…

Por la tarde teníamos que irnos pero de pronto, con la mochila ya cerrada y a punto de cargar a la espalda nos dijimos que “al carajo!” que nos quedábamos un día más… así que nos sentamos de nuevo y a charlar con Mac delante de su chimenea, un gustazo!

Si la despedida fueron grandes abrazos, que menos que estas grandes palabras para agradecerle su acogida.

Si alguna vez os cruzáis con su barba y su andar despreocupado en San Cristóbal no dudéis en saludarlo, seguro que os invita a jugar a Póker, a caminar un rato o a hablar de fotografía.

Lo dicho Mac, cuídate y te esperamos en Barcelona.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *