Trapos sucios

No se si gusta esto de que ponga una banda sonora al post… pronunciaos en los coments, malditos! Banda sonora para hoy: Trapos Sucios de Fito y Fitipaldis.

En este nuevo capítulo vamos a arrojar luz sobre uno de los temas más cotidianos y engorrosos de la vida del viajero: la gestión de la ropa, y más concretamente de la ropa sucia.

Antes de empezar os cuento que lo de la ropa es posiblemente la peor parte del viaje y os aviso también que este post no es muy recomendable para mentes demasiado escrupulosas.

Estamos investigando como proceder con el lavado de zapatos, pero todavía no tenemos resultados satisfactorios. En la imagen, barro tras una caminata en Brasil.

Bien, como sabeis, no viajo con mi señora abuela a cuestas y soy yo el único responsable de la higiene de mi ropa, así que, junto con mi compañero Ignacio Casasnovas desarrollamos una serie de técnicas revolucionarias de lavado de ropa que paso a detallaros:

  • Lavado por colgamiento: era una de las técnicas favoritas en el caluroso Brasil. Consiste en colgar toda la ropa sucia por toda la habitación: colgadores, armarios, sillas, mesas, camas, etc. A la mañana siguiente la ropa estará milagrosamente limpia y lista para ser usada.
La ropa de Casas en pleno proceso de lavado.
  • Lavado por colgamiento mejorado: como su nombre indica es similar a la anterior pero con la introducción una sustanciosa mejora: el ventilador. Si el ventilador apunta directamente a la ropa sucia los resultados son muchísimo mejores, mejorándose incluso el tiempo de lavado.
  • Lavado por colgamiento ultramejorado: la misma técnica anterior pero colgando la ropa en las aspas del ventilador de techo. No apta para personas que se mareen con facilidad ya que puede producir desvaríos severos intentarse quedar dormido viendo los calzoncillos del señor Casas dando vueltas a toda velocidad encima de tu cabeza.
  • Lavado por rotación: es una de las técnicas que más efectiva se ha mostrado. Consiste en la rotación de amigos. Si eres capaz de cambiar de amigos cada día, no hace falta que te cambies de ropa, siempre será el primer día que alguien te la ve… porque no olvidemos que la ropa es para eso, para que la vean los demás. Lo malo de esta elaborada y social técnica es que no pasa la prueba de las fotos, pues al final sales en todas las fotos con lo mismo, y parece que tu viaje de un mes lo hayas hecho en un solo día.
El ya mítico polo de rayas, que igual vale para beber champán en el boliche más glamouroso de Buenos Aires...
... o para irse de excursión y acabar haciendo autostop...
... o de pijama en un largo autobús.
  • Lavado por desaguado: una de las técnicas más laboriosas. Antes de ducharte, debes extender toda la ropa por el suelo de la ducha. Posteriormente, te duchas con normalidad: champú y jabón. Cuando acabes de ducharte tu ropa estará perfectamente limpia y solamente será necesario escurrirla y tenderla.
  • Lavado chino: no se sabe muy bien porqué pero todas las lavanderías están regentadas por ciudadanos de la República Popular de la China. Esta técnica consiste en negociar con el chino de turno el precio, la cantidad de ropa y sobretodo negociar las manchas a sacar. A algunas hay que renunciar directamente, ya que el chino suele decir: «muy susio amigo, imposible quital mancha, no quital mancha, mancha muy glande«.
  • Lavado por ausencia: solo válido para terrenos cálidos. Consiste en ir siempre sin camiseta. El objetivo de esta técnica no es no pasar calor ni marcar músculos, el objetivo único es no manchar.
El sincamisetismo, la mejor opción para la conservación de la camiseta limpia.
  • Lavado por empaquetado: es una técnica muy sencilla consistente en meter la ropa sucia al fondo de la mochila. Al cabo de algunas semanas al volverla a sacar, la ropa estará completamente limpia, eso sí, un poco arrugada. En próximas entregas hablaremos sobre novedosas técnicas de planchado.

Avisamos a los fabricantes de lavadoras y de detergentes que todas estas técnicas están patentadas y que pondremos en manos de nuestros abogados cualquier intento de plagio o copia. Avisados quedan.

Tengo que advertiros que os podeis ahorrar todos los apelativos que se refieran a nosotros como personas sucias, guarras o carentes de higiene. Por dos motivos: por un lado, porque antes de criticar, deberíais probar las nuevas técnicas. Por el otro, porque me gustaría veros en la misma situación, a ver como la solucionabais…

Ya lo dice el sabio refranero español… Los trapos sucios, hay que lavarlos en casa.

Amigos, ustedes que pueden, disfruten de su suavizante favorito.

21 opiniones en “Trapos sucios”

  1. Es curioso pero a medida que iba leyendo el post me venía olor a ropa sucia… será el subconsciente o será que mis técnicas de lavado tampoco son mucho mejores?

    Siendo mochilero épico se perdona el guarrismo, pero espero que Ignacio que está de vuelta en la civilización haya vuelto a las técnicas tradicionales… aunque ahora que lo pienso, él no ha puesto una lavadora desde que volvió de Suecia… y se rumorea que ahí le pagaba a Pachán para que lo hiciese él, así que…

  2. tengo una duda. En las cuatro primeras técnicas: lavado por colgamiento, por colgamiento mejorado, por colgamiento ultramejorado y por rotación… ¿estamos hablando de aireado más bien, no?jaja. Y otra cosa. Joe… es mucho menos engorroso lavar la ropa en un momentín antes de ducharte, que ducharte con ella debajo de tus pies. ¿Os que teníais el agua limitada, o el tiempo, o que se yo? ¡Pronunciaos!

  3. Sabes que exsiten sparys que te lavan la ropa en seco?????
    quiza son un poco caros pero seria practico, no?jajajajajaj….
    como lea esto tu abuela…..

    un besote guapo!

  4. Hola a todos y muchas gracias por los comentarios.

    Guille, gracias por perdonarme! Tengo que decirte que tu hermano fue el inventor de la mayoría de las técnicas y se mostraron de lo más efectivo, por lo que le insto a que las siga usando una vez que ha vuelto a la civilización.

    Ajica… ¿Este comentario viene desde Pinto, verdad? La verdad es que estoy muy bien, no me puedo quejar de nada. Encantado de la vida me hallo.

    Vero, ¿como osas decir que nuestras técnicas de lavado son de aireado? Estamos hablando de lavado de alta calidad. Te lo digo yo, jeje. Respecto a la técnica de la ducha, no estoy de acuerdo. Siempre es más engorroso lavar la ropa que simplemente ducharte con tu ropa bajo los pies. Mucho más cómodo, donde vas a parar…

    Piru, celebro tu reaparición en el blog! No sabía lo de los sprays, eso deben ser tecnologías del norte, jeje. Imagino que se lo harán leer a mi abuela… Un beso!!

    Señores, desde mi último día en Sucre, camino a Santa Cruz de la Sierra, os mando un fuerte abrazo a todos.

  5. Hablamos de sacar roña centenaria de esos algodones egipciones que os visten Alex, no de pisar uvas. Aunque bueno, si meteís los pìes en unas buenas cabernet después de ese podo lavado lo mismo nos traes un buen vinito de vuelta,jajaja 😀

  6. El universo de nuestro atuendo es muy diverso, podemos mostrar nuestro lado más íntimo y vulgar o podemos despegar desde lo más exótico y develar aquello que deseamos ser cuando logramos escapar de lo cotidiano

    Vestirse o acicalarse es una actitud propia del ser humano, condición primaria, ante la mirada del otro configuro mi exterioridad como expresión, a la vez expreso perteneciendo o diferenciándome.

    Eso hace a la diferencia Alex, juas!!!

    Debes conservarte igual -aconseja Warhol- en períodos en que tu estilo ha dejado de ser popular porque, si es bueno, volverá y una vez más serás reconocido como una belleza.

    Bon voyage!

  7. Hola a todos y gracias por los comments!

    Vero, cuando vuelva haré un exprimido de los calcetines y lo degustamos como si de buen vino se tratara, oK? jeje

    Guada, te doy la bienvenida a esta mi humilde morada en internet. Intentaré hacer caso a Warhol, aunque sea lavando la ropa de vez en cuanto con alguno de los métodos. Señores no os podeis quejar: el nivel de los comentarios de este blog nunca para de crecer!! Espero que sigas dejando opiniones por aquí 😉

    Alicia, estoy pensando en ampliar el tema del lavado por ausencia: cuando haga más calorcito a ver si incorporo el nudismo a mi vestuario, jeje

    Packet, no mientas que tu en Suecia no te podías ni levantar de la cama, jojo. Los días que fui, la ropa la lavaba yo! Por ausencia, eso sí, jaja

    Un abrazo a todos.

  8. Ahora se me ocurría que también podrías poner en práctica el llamado «lavado tácito»: cuando quedas o vas con otro mochilero y los dos sabéis que vuestra ropa deja bastante que desear, pero aún así hay un pacto tácito que dice «hacemos ver que nuestra ropa está limpia y aquí nadie dice nada, porque los dos sabemos que estamos hartos de lavarla»
    … cómo lo ves?

  9. El lavado por empaquetamiento me parece brutal. Y no recurres al tan futbolero cambio de camisetas? Te proveeria de ropa menos sucia que la tuya seguro.

  10. Valencia, Guille, geniales aportaciones como es habitual en ambos casos.

    Me apunto el lavado tácito. De hecho, ya es una técnica practicada a diario, solamente que hasta hoy no tenía nombre. Y aprovecho para declarar a mi favor que no soy de los que peor van… aunque es verdad que tampoco soy de los que mejor.

    Valencia, enorme técnica, me encanta. Al respecto y aunque no es directamente tu técnica, sí que me pasó algo parecido. Una de las camisetas que más me pongo, la ya mítica The First Miles (http://picasaweb.google.com/enelnombredelaepica2/ProvinciaDeJujuy#5486012735674075634) tiene un curioso principio. Bajábamos de un bus en Brasil y viene corriendo detrás nuestro el autocarero: «¿Os habeis olvidado esta camiseta?». Y yo: «Coño, si está limpia!». Así que pa la saca!, jeje. No es un cambio voluntario a lo futbolístico, pero casi.

    Un beso

  11. Me encanta que traduzcas «lavado» por «me la vuelvo a poner», obviando si huele o deja de oler, si tiene manchurrones o no…

  12. Oye, pues no sé quien eres ni de donde me ha llegado tu blog, creo que no te conozco pero me ha encantado el post. Como he aprendido nuevas técnicas de lavado voy a compartir contigo una tecnica que podría ser el «curso avanzado» del buen vestir en el camino, y es el planchado. Pon la ropa estirada debajo del colchon al dormir y a la mañana siguiente no solo estará perfectamente limpia sino además perfectamente planchada. Llevo muchos años usándola sin que aún nadie se haya dado cuenta…

  13. Kuxa, muchas gracias por tu comentario. No te puedes imaginar la ilusion que hace recibir comentarios de alguien al que no conoces… y encima le gusta el articulo, lo mas!

    Tomo mucha nota de tu tecnica de planchado, realmente buena… y muchas veces me hubiera hecho falta, asi que la tomare en cuenta.

    Lo dicho, mil gracias por tu coment, ya sabes que estas invitado a seguir participando.

    Un abrazo,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *