A tumba abierta

BSO: Ya que el post de hoy tiene temática ciclista, y como declarado seguidor de la exageración de los localismos hispánicos, os dejo con la canción homenaje a Alberto Contador, de «Los chicos de la calle Pez», animandole así para que consiga su tercer Tour. La canción es menos mala de lo que pudiera parecer.

Todos, alguna vez, hemos oído la frase «ten cuidado que esta carretera es muy peligrosa». Y como el hombre es un ser curioso por naturaleza, rápidamente surge la pregunta… y ¿cuál será la carretera más peligrosa del mundo?

Por algo la llaman La Carretera de la Muerte.

Pues una vez más, este blog, entretenimiento y culturilla en partes iguales tiene la respuesta. La carretera más peligrosa del mundo está en Bolivia, cerca de La Paz y en el nombre de la Épica tuvimos que ir a visitarla.

Basta con ver algunas fotos para darse cuenta de la embergadura del asunto. La carretera en cuestión, hasta hace cinco años era la vía de comunicación única de La Paz con el norte del país. Actualmente, con la apertura de una nueva carretera, la llamada Ruta de la Muerte (Death Road) ha quedado como un divertimento para occidentales turistas acaudalados, buscadores de emociones fuertes que narrar en sus blogs. Así fue como, emulando al gringo medio, me dispuse a descender en bicicleta por la famosa ruta.

Para tranquilidad de las madres: perfectamente equipados.

Las cifras son casi tan impresionantes como las fotos: 68 kilómetros de descenso ininterrumpido, más de 3500 metros de desnivel acumulado, pues se parte desde los 4800 y se llega a los 1200 y pico. Cunetas con caídas de más de 300 metros sin ningún tipo de quitamiedo y unas cifras de muertos en la historia de la ruta que ponía la piel de gallina.

Juntamos el grupo a las siete de la mañana, para trasladarnos en furgoneta hacia los 4800 metros. Frío escrupuloso, escasez de vegetación y falta de aire eran los compañeros de viaje de los osados turistas.

Siempre recordaré la frase que dijo el guía en el segundo antes de iniciar el vertiginoso descenso a tumba abierta: «Señores, ¿están preparados para morir?». A partir de ahí, una hora descendiendo por unos parajes la mar de maravillosos.

¿¿¿Preparados para morir???

De repente, en un desvío a la derecha, un cartel anunciaba el inicio real de la carretera de la muerte. La verdad es que el vértigo era muy importante y veías en cada curva tu propia muerte a menos de un metro. Sin embargo miedo y Épica son conceptos que van unidos pero son opuestos, así que seguí durante toda la etapa la rueda buena: la del guía, cosa que me permitió gestionar con solvencia las curvas más complicadas y llegar a la meta vestido de amarillo, pues solamente un inglés me hizo un poco de sombra en los descensos, aunque le batí con facilidad en un par de kilómetros llanos.

La muerte en la cuneta.
¡Peligro!

Como recuerdos de semejante aventura me llevé un buen dolor de manos debido a la tensión de frenar durante unas cinco horas y el culo dolorido durante un par de días. Eso y la sensación de haber cruzado todas las variedades terrestres de una manera vertical, pues pasamos de la alta montaña donde no crecen ni las malas hierbas, al desierto más puro, pasando por la selva, la forma de vegetación más salvaje; además de partir a escasos cinco grados y llegar, sudando, a más de 30.

Etapa y liderato.

Una vez más, Épica y kilómetros, evitando la muerte en cada cuneta.

Galería de fotos entera.

23 opiniones en “A tumba abierta”

  1. Veo que has pasado de mochilero tiradillo a «occidental turista acaudalado»… corre el rumor de que es porque te han hecho embajador honorífico de España en Bolivia.
    Por cierto no me creo que hasta hace 5 años esta fuese una de las carreteras principales… ¡¿?!

  2. El material parece bastante superior al utilizado para subir al Corcovado… como apunta mi hermano te estas volviendo un pijeras?

  3. Solo con mirar las imágenes ya me da vértigo.
    A mi no me pillan ahi.
    Os envio un ensayo de prosa poética que es menos arriesgado.Lo escribí cuando me compré esta cajita de cerillas donde vivo.

    LA CASA DE MIS SUEÑOS.

    La casa de mis sueños es una casa mágica.

    Tiene grandes ventanas abiertas en sus muros.
    Una casa sencilla que rezuma armonía.
    Inundada de luz, de sol y de alegria.
    Tiene un jadín pequeño siempre lleno de
    flores cuidadas con cariño.
    Y un pequeño rincón donde leer tranquila y pensar y escribir y soñar sin medida.

    Tiene vistas al mar.Y la montaña cerca.

    La casa de mis sueños está llena de vida.
    No tiene muchos muebles,ni grandes superficies.
    En las puertas y armarios no hay llaves,ni cerrojos.Todo está abierto a todos.Y siempre es recibido con los brazos abiertos quien quiera visitarla con un corazón tierno.
    Y siempre tendrá un plato quien quiera compartir mi pan conmigo.

    La casa de mis sueños tiene ebjetos preciosos en recuerdos.Y un lugar bien mullido donde arrullar los sueños,donde ofrendar amores,donde entregarse el alma.

    La casa de mis sueños no la cambio por nada.

    Es mi rico palacio,
    es mi nido y mi choza,
    es mi hogar y mi templo.
    La casa de mis sueños es la casa en que vivo y comparto mi amor con mis amigos.

    La casa de mis sueños siempre será tu casa ,amigo peregrino.
    Podrás venir de paso y descansar un rato de tu largo camino.
    Y,si quieres,podrás quedarte a vivir para siempre si crees que ya has llegado, por fin, a tu destino.

  4. Queridos todos,

    Guille, la línea que separa al mochilero tiradillo del “occidental turista acaudalado” es muy delgada. Hasta hace 5 años la carretera era la única salida hacia el norte. No es que fuera un nudo de comunicaciones pero si era el único camino para ir a una buena cantidad de poblaciones.

    Casas, compañero. La verdad es que no hay color, el equipo no tenía nada que ver con el de Corcovado. Si bien es verdad que para ser mejor que esas mierdas, cualquier cosa. Eso sí, pillé el equipamiento más barato (obvio). Si te fijas en los videos todo el mundo va con coderas y rodilleras, excepto otro (rata) y yo.

    Para acabar quiero hacer un triple anuncio:

    * Se me ha roto el collar que me acompañaba desde hace meses. Por suerte, ya tengo otro.

    * Ayer me robaron en una discoteca la chaqueta que yo le robé a un brasileño en una playa. Quien roba a un ladrón, tiene 100 años de perdón.

    * He cambiado de país. Durante los próximos días caerá algún post más de Bolivia, pero ya estoy en Perú.

    Así que, desde Arequipa, Perú, un beso a todos.

  5. Sera la primera vez que comento tu blog, si si, se que soy algo remora, pero que le vamos a hacer, somos asi.

    respecto a tu comentario, te diré que en Ecuador no mucha cosa. Lo vimos en un bar con unas 30 personas, pero no havia gran ambiente. Pero lo importante es que la lagrima cayó i se disfruto mucho por dentro, fue magico!!!

    por cierto, cuando nos vemos tu y yo? seguramente el finde del 24 de julio este en quito listo para partir,

    nos mandamos un correo y concretamos,

    un abrazo escartin!!!

  6. Joer la verdad es que acojona mazo como lo pintas. El guía ha ido con peña que no ha vuelto? Tiene que ser chungo, no?
    Me han hecho gracia las fotos «típicas».

  7. Después de ver el abismo de esos parajes, solo te falta hacer a cielo abierto desde Peñanegra en parapente.

  8. Muchas gracias por los comments, compañeros.

    Barrulas, bienvenido al blog. Dentro de pocos días serás uno de los protagonistas así que ya está bien que te estrenes de comentarista. Hablamos para lo de Quito, tengo ganas de verte mamón!

    Uli, las muertes básicamente se producían cuando era una carretera de verdad y las víctimas solían ser camioneros. Aún así, con las bicis también han pasado cosas, aunque los que mueren (y esto no es un comentario racista) suelen ser israelíes. Suele haber un par o tres de accidentes fatales al año. Que fotos típicas??

    Adolfo, eso de Peñanegra es una de las cosas que tengo que hacer tarde o temprano.

    Un beso grande!

  9. Éste, si es un tour de riesgo, d impacto y q bien pormenorizado y escenificado con cada foto (como siempre), q hacen estremecer a cualquiera, a mi desde luego.

    Cuántas vivencias Épicas!!!… y siempre, no se espera menos??, de triunfador, de CAMPEÓN, ni ingleses ni «ná».
    Besos

  10. bufffff…. que miedo!! Después de esto Pach ya no se va a sentir culpable por la putadilla de corcovado (o eso, o está planeando una más gorda por 10€.com)

    Besos!

  11. Ostia!
    Yo también hice eso!
    A mi me engañaron : «venga Ana que vamos a dar un paseo en bicicleta»
    Cuando descubrí eso casi me da un patatus.
    A mi me costo unas 4 horas más que al resto porque no levanté los pies del suelo en ningún momento, apretaba los frenos todo el rato y si había muchas curvas me bajaba de la bici.
    Así, que puedo decir con conocimiento, que eres un valiente porque yo aún tengo pesadillas con la carretera de la Muerte!

    Un besaco!Cuidate!

  12. Queridos, muchas gracias por los comentarios. Como viene siendo habitual últimamente, las bienvenidas. Bienvenida a Ana Elbaile que ya con un segundo comment, parece que se va a convertir en una habitual, esperemos que así sea. Y por supuesto a Company, un peso pesado del ca vellismo (http://cansvells.blogspot.com/).

    Muchas gracias querida Alhambra por tus palabras. ¿Como iba a ganarme un inglés? Si esos no han ganado nada en ciclismo nunca!!

    Alicia, la putada que nos propuso tu querido esposo era muuuucho peor que esta!! Aquello era una sibida terrorífica, esto al fin y al cabo era cuesta abajo. La gran putada hubiera sido hacer este camino en sentido inverso, es decir, hacia arriba. Imposible.

    Anirri, me hubiera encantado verte ahí, jajaja. Me hubiera partido! Si es que eres una valiente, Elbaile… Me parto imaginandote gritando con los pies en el suelo, jojo.

    Company, ya sabes cual fue la táctica a seguir. Durante el primer tercio de descenso, extremando las precauciones para evitar cortes o pinchazos. Ya se sabe: la primera semana el Tour no se puede ganar, pero si perder. Verdades ciclistas como puños. Muy buena la del Águila de Malpartida, jojo

    Esta misma tarde abandono Arequipa y m marcho a Lima. Me hace gracia porque la frase tan usada por mi («De aquí a Lima») cada vez tiene menos sentido.

    Un beso señores.

  13. Contador no nos esta defraudando… Espero que puedas seguir el tour de francia. Esta super interesante

  14. Compañeros, gracias!

    Roncha, la verdad es que no he visto ni una sola imagen del tour, eso sí, cada día hago los deberes y me informo en mis lugares habituales: as.com/ciclismo (información general y clasificaciones), elpais.com/deportes (tendenciosa, poética y de autor) y por supuesto ciclismo2005.blogspot.com (el contrapunto a lo que sea y un poco de descanso de las odas a ciclistas españoles).

    Jevi, y eso que había pagado mucho menos que los demás renunciando al equipamiento de full seguridad, jaja.

    Un beso a todos, desde la capital de Perú, Lima.

  15. El que se pasea en bici, por Francia es
    Contador. Ya es lider, Schleck a rueda
    y de Evans ylos demás ni hablamos.
    Y este año cuando acabara la última etapa
    ni subir al podium,un avión y pa Pinto.

  16. No sé… El mono de minero, la equipación de bicicross… en realidad creo que es eso sumado a tus poses (jajaja) y tu cara de ULTRA felicidad 🙂

    Por cierto. Vaya gusto le estas cogiendo a las fotos con salto incorporado,jajaja xD

  17. Vero, tienes razon, a la que me dan un disfraz me lo pongo tan contento, todo por darle descanso al polo de rayas.

    Si, la verdad es que las fotos de saltos tienen su rollo, aunque yo soy solamente un aficionado, mi maestro es Guillem, uno de los primeros rietedewillyfog.com y eventual comentarista de este blog.

    Un beso grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *