Motocross por Ratanakiri

Bueno, bueno, bueno.
Hacía días que no decíamos nada pero es que hemos estado en zonas un poco remotas… Por cierto ya estamos en Cambodia y tenemos aventuras que explicar!!!

Nuestra primera etapa ha sido la region de Ratanakiri, preciosa la verdad. Ahora viajamos con dos chicas, Alina, una chica sueca-coreana que conocimos en China y Clara una catalana que conocimos en nuestra ultima etapa en Laos. Hace más de un mes que no viajamos solos… Tenemos un no sé qué que no sé yo… Estamos preparando una pestana en la web para que la gente pueda hacer cola para apuntarse con nosotros… Estamos desbordados ;).

El primer día pasamos el día en un lago situado en el crater de un volcan donde dicen que habitan misteriosos habitantes… Mi opinión es que los bichos raros ahí eramos nosotros ya que en esta zona de cambodia mucho guiri no hay.

Atardecer en el lago del cráter

Pero pasemos a lo interesante. Al día siguiente nos volvimos a lanzar a la aventura y alquilamos unas motos para ir a visitar las ethnias de los alrededores. Como siempre todo pintaba muy bien, dos días para gozar con la moto, hacer el molon y practicar nuestro cambodiano… Como viene siendo habitual a las primeras de cambio salio el primer contratiempo… Tormenton la noche antes y lluvia fina por la manana…

En esta zona todas las carreteras son de tierra arcillosa y cuando llueve… Mal rollo… Sospechas confirmadas cuando al cabo de 5 minutos de empezar nuestro mejor motorista, Guillem, se la pega iendo a dos por hora y quemandole un poquito la pierna a Alina… La moral estaba baja pero decidimos intentarlo un poco mas.
Pues el día pareció apiadarse de nosotros y el sol apareció al cabo de nada, aupándonos el ánimo y secando un poco la carretera. A pesar de ello seguía bastante resbaladiza pero iendo con mucho cuidado conseguimos llegar a buen puerto 35 km más tarde sin una caída más.

 

Las tres pedazo motos que nos llevaron por barrizales

En el pueblo principal paramos para comer (Kim y un servidor nos metimos un platazo de Caracoles a la cambodiana) y de ahí embarcamos las motos en una balsa que nos cruzó el rio dirección a las etnias. En el primer pueblo, de etnia china, nos marcamos un partidito de volley con los chicos de la escuela y a parte de recibir una paliza tremenda, Clara se esguinzó un dedo… En medio día nos habíamos cargado a las dos chicas…

 

Partidito en la escuela

Pero ahora llega la traca!! Luego seguimos en moto y nos paramos en un pueblo de ethnia Lao que nos gustó, así qu les pedimos si nos podían acoger para pasar la noche. Después de varias fintas conseguimos una casa y nos fuimos a lavar al río… No sé cuanto tiempo debía hacer que no veían un guiri, la verdad que con la moto fuimos a parar a un lugar bastante peridido, pero el caso es que TODO el pueblo nos miraba.

Y cuando nos estabamos secando… vino la FIESTA!!! Os lo digo en serio, hacía tiempo que no veía gente tan i tan desfasada… Pero esto lo dejo para el siguiente post (en plan culebron ;))

Al día siguiente lo único a destacar es que la lluvia había hecho estragos en el camino y tuvims que cruzar varios charcos de profundidad indeterminada… Al principio bien, hasta que llegó uno que Guillem pasó ya por ls pelos y en el que yo me quedé en medio con el agua llegando más arriba de la altura del tubo de escape… Cuando la sacamos no arrancaba ni a tiros y no fue hasta al cabo de un quarto de hora que Guillem le consiguió sacar el sonido bendito.

Hasta aquí las Rallyaventuras de la etapa Banlung-VoenSai-Pueblo Lao-Banlung.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *