Louangphrabang: Sestiu!!!

Al llegar a Laos, nos hemos encontrado con el veranito!!! Fa Calor!! Lo digo en catalan porque es el nombre de una cancion de Antonia Font… En este articulo, a los que esteis currando cuando lo leais os daremos un poco de rabia ;).

 

A los hechos, nuestra primera etapa en Laos esta siendo Louangphrabang y digo esta siendo porque nos esta costando irnos… Se vive tan bien!! Llevamos una vida durissima ;). Y que tiene Louangphrabang para habernos cautivado?

Pues para empezar lo tranquila que es la gente en Laos: Nadie pita el Klaxon, no hay casi ningun coche, pocas motos, nadie te para para intentar venderte algo… Sin contar lo amables que son, casi siempre llevan una sonrisa en la boca y en todo caso, en el momento en que les sonries ellos te responden con el mismo gesto pero de oreja a oreja.

Y en cuanto a cosas que hacer… Aunque no entre dentro del plan «apalanque» es interesante levantarse a las 5.30 de la manana para ver la procesion de los monges budhistas para recolectar alimentos. Para desayunar nada mejor que un fruit shake por 0.2 euros… Estoy enganchadissimo, caen de media 3 al dia, que si coconut shake, watermelon shake, mango shake, dragon fruit… Que vicio!!

 

 

 

Mujeres donando arroz a los monges

Que hace calor? Banito de veranito!! Pasamos un dia fabuloso banandonos solos en una piscina natural rodeada de unas cascadas preciosas. Un autoctono, que trabajaba en una reserva de osos, con el que guillem hablo a raiz de una amiga suya de la carrera que habia estado ayudando en esa reserva, uuuuuuuffff que largo ;), nos indico un camino recondido para encontrar la «piscina secreta»… El caso es que fue genial estar solos un buen rato pero mas tarde comprobamos que habia otros intrepidos exploradores como nosotros que habian sido instruidos para hallar El Camino…

 

 

 

Borde de la «piscina» y sus vistas

 

 

 

Kim a lo loco!!

Un poco mas abajo habia una piscina un poco mas concurrida pero de un azul precioso y con un arbol con una cuerda para hacer de tarzan y alli estaba Guillem para demostrar que si pillaron a Weissmuller fue porque no le habian vistos a el ;).

 

 

Aaaaaahaaaaaaaaa!

 

Y para acabar nuestro dia de hoy… No teniamos planes, hacia un sol espectacular, nos planeamos volver a las cascadas a banarnos pero antes hemos ido a ver un puente de bamboo que aparecia en varias fotos. El hecho es que al llegar ahi no hemos encontrado con un monton de ninos banandose en el Mekong. No solo se banaban sino que se lo pasaban teta saltando del puente, agarrandose a la base del puente para luchar contra la fuerte corriente y luego soltandose rio abajo. Vamos, que nos han dado una envidia tremenda y nos hemos apuntado con ellos a reirnos y a jugar como ninos, nos tendriais que haber visto, teniamos todos la misma cara de felicidad infantil que los chiquillos de Laos.

 

Hemos conseguido haceros rabiar? 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *