Me cortan las alas

Hoy ha sido un buen dia de pre-carnaval. Nos hemos levantado no muy pronto y hemos decidido ir a la playa, que como todo en Recife queda a una hora de bus de casa de Luciano. Advertidos por el peligro de ataque de tiburones no nos hemos metido muy al fondo, a falta de que alguien nos rete por 10 euros

Peligro: Tiburones. En el mar tambien.

Despues del banho hemos decidido retar a los lugarenhos a un partido de Volley Playa. El resultado ha sido el previsible, ya que nos han dado nuestro merecido, pero los intrepidos Casas y Casero han hecho un papel mas que destacado. El partido se ha cerrado con altas dosis de espectaculo y con un 18-11 que no ha reflejado nuestra calidad en la arena. Uno de los propositos a partir de ahora sera mejorar en nuestro juego para, un dia de estos, machacar a cualquier pareja de Cariocas, Paulistas o Gauchos.

Repasando la tactica antes del partido de Volley.

Despues de todo esto hemos ido a la inauguracion oficial del carnaval de la bella Olinda, donde hemos disfrutado de la cerveza a 2 Reaish y de la mejor musica brasilenha, un poco menos animada que los grandes hits de Carlinhos Brown.

A eso de la 1, ante el agotamiento fisico y mental de nuestro amigo el Suizo y ante la prisa de Luciano, no nos ha quedado otra que retirarnos a casa en taxi. Y es por ello el titulo de este post: Me cortan las alas. Los amantes de la epica sabeis que si queda fiesta, aunque sea en su mas minima expresion, Alejandro Casero tiene cuerda para lo que sea menester. Pues bien, despues de demostrar en centenares de ocasiones mi valia en esas horas en las que todo hombre se debate entre recular o continuar absurdamente, un dia mas me han llevado a casa antes de hora.

Prometo, juro y declaro ante este blog y ante todos sus lectores, que no volvera a pasar. Si mi santa madre abuela no lo ha conseguido, no me he cruzado el charco para que un Pernambucano y un Helvetico me digan a que hora me tengo que acostar.

Floreciente tienda de ventiladores delante de nuestra casa.

Precarnavaleando

A pesar de nuestras dudas sobre que tipo de fiesta nos ofreceria nuestro anfitrion gay, estas han quedado disipadas hoy. Hemos ido nosotros tres mas un suizo que tambien duerme en la casa estos dias, a Olinda, una ciudad al lado de Recife.

Mini carnaval vespertino en Recife

Ahi nos hemos encontrado con Ze Maria, otro amigo gay de Luciano y a las 5 de la tarde nos hemos puesto a beber cervecitas brasilenyas en un lugar muy entranyable, arriba del todo de Olinda con unas vistas fenomenales.

Cervecitas en Olinda con Luciano y Samuel (el Cancellara de las caipirinhas)

Despues de hablar de todos los temas posibles que pueden surgir entre un suizo, dos espanyoles y dos brasilenyos gays nos hemos dirigido hacia la fiesta de precarnaval. Ahi Alex se ha enamorado por primera vez de una brasilenya, la cual los brasilenyos han catalogado como un cuadro de picasso pero el estaba convencido de lo que hacia. Yo me rijo por el principio de nunca juzgues y no seras juzgado.

La fiesta ha acabado en plan apoteosis con Carlinhos Brown en directo, muy fino. Y ahora a dormir, esperando a ver que nos espera manyana.

Ordem e Progesso desde Olinda con Recife de fondo

Bemvenidos a Pernambuco

A falta de hacer el post sobre la fiesta de la Epica, queremos
informar al mundo que ya estamos en nuestro sonhado Pernambuco, en
Brasil. Llevamos aqui pocas horas y todavia no hemos tenido tiempo de
que nos pasen esas cosas que tanto quereis oir… de momento.

Aqui estamos en plenos precarnavales y ahora nos vamos a darlo todo a
ver que nos encontramos… ¿Mulatas en tanga? ¿Comparsas carnavaleras?
¿Futuros Ronaldos? ¿Chirigotas de Cadiz?… ya veremos!

Alex

Bueno intentare ser un poco mas descriptivo que Alex. El viaje fue
bien, un poco conyazo pero bien. Y por la noche llegamos a casa de
nuestro primer anfitrion, Luciano, un brasilenyo muy buen tio que es
gay. A los 5 minutos nos pregunto desde cuando eramos pareja, y cuando
le dijimos que no eramos gays se quedo un poco cortado, pero creo que
asumio con honestidad que estos dias no se beneficiaria a ningun
espanyolito. Hoy nos ha preparado un desayuno muy completo asi que
parece que no hay rencor.

El barrio donde estamos, Varzea, esta a las afueras de Recife.
Acostumbrado a Tres Torres la verdad es que es un poco cutre, pero
tiene su encanto. Acabamos de salir un momento y nos hemos cruzad con
un carro tirado por un caballo famelico.

En breve iremos a nuestro primer paseo por Recife, a ver que
encontramos. Seguiremos informando,

Casas

En el aeropuerto de Barcelona antes de iniciar el viaje

Peluqueria en frente de nuestra casa. El Llongueras brasilenyo