Guias de viaje

Lonely Planet, Le Guide du Routard, Rough Guide o las guias verdes de Michelin… Supongo que después de estos nombres, ya sabréis de lo que voy a hablar. Si, algunos las odian, otros no pueden viajar sin ellas: las guias de viaje.

Con este post no pretendo explicar como son cada una de ellas o cual me gusta mas. Me gustaría hablar del concepto de viajar con una guia. Personalmente, a mi me gusta viajar con una guia. No para usar como la lista de cosas que hay que ver sino como una ayuda. Es decir, no para hacer al pie de la letra lo que hay escrito sino par tener una idea. Saber el precio aproximado de un trayecto, donde esta la zona con mas hostales o por donde se puede salir en una ciudad, son elementos muy útiles cuando llegas a un sitio desconocido.

Esta reflexión me vino a la cabeza cuando hable con alguien que detestaba las guias. Viajaba sin ellas y decía que desvirtuaban el viaje y que había que ir donde uno sentía y sino, siempre se podía preguntar a los locales o a otros mochileros. Me comentaba que mucha gente se pasaba el día con la nariz pegada en la guia y no se daba cuenta de lo que tenia delante de las narices.

Supongo que es como todo en la vida. Que ni negro ni blanco. Pero personalmente, a mi que nadie me quite mi guia que siempre me viene bien…

Y vosotros ? Que os parece ? Viajáis siempre con guias ?

Tocando un aspecto mas practico, algunos nos habéis preguntado como lo hemos hecho. Si las hemos comprado, si las llevamos desde casa… Al menos en el Sudeste asiático es MUY FÁCIL encontrar copias en buena calidad a precios muy competitivos. Puede que el señor Planet no le guste, pero a nosotros nos viene de perlas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *