No olvides asegurarte bien antes de marchar…

Este es un tema que se acostumbra a pasar por alto a menudo, y del que solo se la da la real importancia si anteriormente, uno mismo ha estado en un apuro y ha tenido que echar mano de un seguro. Conceptos como repatriación, os pueden sonar solo de las noticias, pero desgraciadamente, ocurre más a menudo de lo que nos pensamos. Cualquier percance mínimamente serio en un país con condiciones sanitarias, digamos flojas, y ya está, billete de vuelta para casa que nos curen en España. Si tenemos suerte y las curas se pueden dar en el país del accidente, pues alguien tendrá que pagar los gastos y aquí es donde intervienen los seguros.

En un seguro, entran muchas cosas, tantas que hasta que no te metes a leer las condiciones, no te imaginas. Pero los dos aspectos más importantes, y son los que han aparecido antes son: los gastos médicos y la repatriación.

Gastos médicos: si las condiciones sanitarias del país lo permiten y el percance no es de gravedad, podemos optar por hacernos las curas en el país donde estamos y así poder continuar nuestro viaje. Cada seguro establece un máximo de costes hospitalarios (esto debéis mirarlo atentamente en las condiciones). Hay algunos que no hace falta pagar al momento (solo con la primera llamada ellos se hacen cargo de todo) y otros en los que se debe pagar pero luego nos devuelven el dinero.

Repatriacion: si el accidente es grave o no se os puede dar el tratamiento en el país, hay que volver a casa, como los turrones. En función de la gravedad, puede ser una repatriacion fácil, en un avión con un enfermero y puede ser una operación más seria (sacar a alguien de África porque ha tenido un accidente de coche). Este último caso, vale dinero y mucho. Con el seguro, iremos mucho más tranquilos.

Al leer esto, algunos pensareis que el que escribe es un exagerado y que solo piensa lo peor. Vale, lo de África es dramático, pero a mí me tuvieron que repatriar cuando vivía fuera y os aseguro que me dí cuenta de la importancia de un servicio como éste. Como en toda la web, que cada uno vaya a su aire.
Y en aspectos mas prácticos, después de haber buscando bastantes precios, en España a principios de 2008, un seguro de un año, asistencia mundial y con gastos (es el parámetro más variable en función de la compañía) y repatriacion (y otras miles de cosas que no entro a detallar), cuesta entre 600 y 700 euros. En nuestro caso, al sacar el billete por la agencia inglesa (ver los otros apartados), nos ofrecieron un seguro que nos costó unos 350Euros (tramitado por AXA Seguros).
 
 
*Si queréis más información sobre este tema, plantear o resolver dudas, os aconsejamos que visiteis el foro ‘Seguros de Viaje Vuelta al Mundo’ de esta misma página.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *