Los templos de Angkor

 
Llevo días pensando como escribir este post. He esperado a terminar los tres días de visita, para sentarme hoy con calma y contar como he vivido estos tres días en los templos de Angkor.
 
Antes de entrar, tenia un poco de aprensión a que no me decepcionaran. Es decir, para mi, estos templos eran uno de los «highlits» del viaje y de tanto imaginar como debía ser, pensaba que me podía llevar una desilusión. Que va, al contrario. He alucinado. Han sido tres días intensos, pedaleando por todo el recinto bajo un sol abrasador pero al mismo tiempo, descubriendo con asombro cada templo (decidimos ir en bici los tres días…).
 
 
Puerta Sud de Angkor Thom 

Porque de templos hay muchos, lo mas famosos seguro que los tenéis en la cabeza, pero luego hay un montón, menos concurridos, mas lejos y cada uno tiene su encanto. Uno que es muy alto, otro que tiene una visita increíble sobre la jungla, Angkor que es enorme o la furia de la naturaleza «comiéndose» Ta Phrom. Alucinante. Te pones a imaginar como debía ser eso recién construido, la de gente que trabajo y lo avanzados técnicamente que debían ser para construir tales maravillas.

 
 
Ta Phrom, el arbol y tres parasitos 
 
Y para terminar, os preguntareis cual de ellos me impresiono mas ??? Pues uno que se llama Bayon, el de las caras. Todo el edificio contiene centenares de cara, cada una con una expresión diferente. Te paseas y te da la impresión que todas te miran.Me quede un buen rato allí sentado, absorto en mis pensamientos y diciendome otra vez la suerte que tengo de haber podido llegar hasta aquí…
 

El Bayon otra vez
 
 
PS: solo pongo tres fotos para que el post tenga vidilla. Cuando las colguemos todas (hay de muy bonitas) ya lo avisaremos por ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *