Amabilidades dispares

China es un pais de grandes contrastes, ciudades enormes, megalopolis en las que uno se siente perdido, rodeado de modernidad y pueblos perdidos en el monte que parecen salidos de una maquina del tiempo. Hay infinidad de ejemplos pero una de las contradicciones que mas me asombran es la diferencia que puede haber de trato hacia los turistas.

 

Hay situaciones en que la amabilidad extrema te hace sentir incomodo, en el internet 24 horas al que venimos, Charly y yo tomamos asiento al lado de un local, de pronto y sin mas razon que el hecho de ser extranjeros nos pide un par de coca colas a las que nos invita, a las tres de la madrugada cuando venimos a ver la Champions como buenos freakies que somos del Barca el chico que nos atiende no quiere recibir ni un centavo por conectarnos el televisor y buscar durante 15 o 20 minutos en Internet el programa de pirateo adecuado. En un tren, Diego nos contaba que por darle una galleta a una mujer que se sentaba junto a el, esta le estuvo cuidando todo el resto del viaje, comprandole comida en cada estacion, ofreciendole lectura y mas comodidades. En un taxi, la dificil comuniacion y el desconocimiento de la ciudad hizo que nos costara horrores encontrar una piscina, el taxist, hizo 5 llamadas y finalmente llego a buen puerto, no solo no nos pidio dinero por las llamadas sino que nos pidio bastate menos de lo que marcaba el taximetro y asi muchos ejemplos…

En el otro extremo estan los que no quieren entender, comunicar ni hacer ningun esfuerzo por ayudar, a menudo los que tienen un cargo son asi (el funcionario que nos atendio para la renovacion de los visados por ejemplo), algunos taxistas o en algunos restaurantes en los que la amabilidad brilla por su ausencia, no se preocupan porque puedas volver o no, son muy poco comerciantes a diferencia de lo que podria pasar en Marruecos o en India o en otros Paises en los que el asalto al turista (en el buen sentido de la palabra) para poder quedarse sus divisas es una constante…

 Curioso… curioso…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *