Champagne Backpackers

Nombres completos: Paul Cazes y Adam Maschek

País: Francia y Hungría

Les conocí surcando los mares del sur, mientras comandaban sus respectivos barcos piratas. Haciendo honor a la conocida verdad «Todos los piratas se conocen», nos volvimos a reencontrar en Córdoba y continuamos hasta Buenos Aires.

Mochileros de alto standing, de los que viajan como hay que viajar. El bus para las ciudades, los trayectos largos se hacen en avión, en tres meses han agarrado más de 20… y lo que les queda en su vuelta al mundo de Mochileros de Champagne. Hay que decir que de Sao Paolo a Río fueron en bus, ¡válgame!

La buena onda también puede viajar en barco pirata o en avión, así que entrad a formar parte de los Amigos de la Épica!

8 opiniones en “Champagne Backpackers”

  1. Gracias amigos por los comentarios y bienvenidos al blog.

    Paulo, masajes?? No se en que compañías volais… Definitivamente, el bus es más cómodo.

    Yure, hay que ir poco a poco destapando las grandes verdades de la humanidad

    Un beso a todos.

  2. En cierta ocasión llevaron preso ante Alex Magno a un temido pirata que asolaba las costas del Egeo. Alex le reprochó su conducta haciéndole oír todos los agravios en vidas y en dinero que había cometido, sin embargo, cuando Alex le pregunto: «¿Qué tienes que decir en tu defensa?» el pirata le dijo:
    «Me llaman pirata porque sólo tengo un barco. Si tuviera toda una escuadra, me llamarían conquistador.»
    Alex le perdonó la vida.

  3. Moli, tus comentarios en el blog son directamente brutales.

    Me gustaría añadir a tu relato lo siquiente:

    Alex Magno le perdonó la vida y le abrió las puertas de la corte de la Épica.

    Un beso y gracias!

  4. ¡Que soy inocente digo! Tendrás que moderar la brutalidad de mis comentarios con el mismísimo Plutarco que ha hecho su agosto con tu vida y me dá letra, me defino como mera transmisora. Y mil veces prefiero ser recordado de ese modo y no de este otro que la historia me ha regalado: http://www.vanitatis.com/cache/2009/02/06/noticias_68_reina_desdichada.html
    Aunque el primer renglón y medio del cuarto párrafo me dignifica, no lo niego.
    ¡Y albricias por tu añadidura! Esto ya casi simula un juego de rol…jaja

  5. Moli, no puedo hacer otra cosa que quitarme el sombrero como símbolo de asombro, admiración e incluso envidia por su calidad retórica.

    Alex Magno le desea un muy feliz año nuevo, esperando que sea dan dichado como usted merece y esperando con ansia su coronación como Moli I de Uruguay.

    Un beso grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *