Libros viajeros (…3)

Siempre que se acercan las vacaciones o un viaje largo me regocijo con la oportunidad que se presenta para leer.

En Barcelona me desplazo a pie o en bici la mayoría de las veces y en casa raramente encuentro el tiempo necesario, los compromisos, la tele o el ordenador y una agenda que me encargo de mantener siempre apretada, me distrae de una de las cosas que más me gustan, leer.

Además, si encuentro momentos, suelen ser pocos y espaciados en el tiempo, (o me quedo dormido rápidamente si es por la noche y en la cama bajo el edredón) lo que me hace insoportable leer libros que sean muy densos, en el viaje en cambio, sobretodo en largos desplazamientos de bus o tren, uno puede leer durante horas y me sorprendí leyendo y disfrutando, «El Quijote» hace años o «Crimen y castigo» en este viaje.

Hace 8 años ya escribimos dos posts sobre libros viajeros y algunas cosas han cambiado desde entonces, en realidad el principal cambio (más práctico y mucho menos romántico), se llama «libro electrónico».

En efecto, antes, íbamos cargando pesados libros en las ya de por sí, pesadas mochilas y una de las mayores satisfacciones era el intercambio de libros entre viajeros o en los “bookstores”, de pronto y sin esperarlo, en alguna parada, en un encuentro fortuito, alguna perla podía caer en tus manos (y alguna basura claro está), recuerdo una chica corriendo tras nuestro autobús y haciéndolo parar para poner en nuestras manos el hilarante “Cuatro amigos” de David Trueba sobre el que nos había hablado la noche anterior.

Los libros iban rotando primero entre los 3 compañeros de viaje, como ahora, pero había que esperar a que el otro acabara de leer, ahora, con un simple traspaso de archivo, voilà!

Nos recuerdo también, a menudo, leyendo con el frontal, como a hurtadillas, para no molestar a los demás, ahora, con una pantalla iluminada ya no es necesario.

Con el libro electrónico, uno puede cargar una auténtica biblioteca encima y la verdad es que hemos devorado ya unos cuantos, os dejo algunos de los títulos y si queréis hacer recomendaciones o comentarios bienvenidos sean!

-“Las crónicas marcianas” y “Fahrenheit 451” de Ray Bradbury, un gran descubrimiento para mi, si no los conocéis no os los perdáis, sobretodo el primero, sin ser un gran amante de la ciencia ficción lo encontré de una gran belleza descriptiva. Presenta el lento intento de colonización de Marte por parte de los terrícolas e inventa paisajes oníricos, volátiles y poéticos. El segundo es un ardiente relato de control del estado y la lucha de varios héroes contra el pensamiento único (al estilo 1984 de George Orwell).

-“A sangre fría” y “Desayuno con diamantes” de Truman Capote, dos clásicos deliciosamente escritos, el primero una larga investigación policíaca con las miserias de los dos desgraciados y despiadados asesinos, el segundo como una obra de teatro de gran ritmo, sobretodo con los monólogos de Holly.

-“Zorba el griego” de Nikos Kazantzakis, si lo abrís os enamoraréis de Zorba y de su visión de la vida, un Simbad de los mares, un trabajador incansable, un mujeriego empedernido, un hombre que honra al dios Baco con juergas, bebida y música diarias.

-“Crimen y castigo” de Fiódor Dostoievski o como descender a los infiernos de la mente humana cuando a uno le atenaza la culpabilidad.

-“Trainspotting” y “Porno” de Irvine Welsh, uno ya no puede leer a Rents sin ver a Ewan Mcgregor o a Begbie sin ver a Carlile, volvimos a ver la película de Danny Boyle y nos gustó tanto como hace 10 años, con ganas de que salga ya la segunda parte!

-“El guardián entre el centeno” de Jerome David Salinger. Holden Caulfield escupe odio, paranoia y palabras al mismo ritmo que se amontonan en su cabeza.

-“Ha vuelto” de Timur Vermes, o qué pasaría si de pronto Hitler apareciera vivito y coleando en el Berlin de nuestros días, como si hubiera entrado en un túnel del tiempo justo antes de suicidarse en su bunker de Berlin.

-“Me voy” de Pepe Rubianes, soy fan de este hombre y no puedo ser objetivo, un libro póstumo en el que derrocha placer de vivir y «je m’en foutisme» y explica el linchamiento al cual fue sometido por parte de la derecha más casposa y cavernícola.

De momento es todo pero en la recámara esperan Kapuscinski, Gabriel García Marquez, Eduardo Mendoza o Arturo Perez Reverte así que os dejo para descubrir estos nuevos mundos.

2 opiniones en “Libros viajeros (…3)”

  1. É uma lista empolgante! Percebi que nos últimos tempos o facebook substituiu meus livros de cabeceira, lendo artigos interessantes, que parecem infinitos, mas que jamais substituem a sensação de ler um bom livro…
    Vou escolher um desses da sua lista, e viajar dentro dele!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *