Shashin Error:

Invalid data property __get for imageDisplay

Archive for the ‘Alemania’ Category

17
oct

Ich bin ein Münsteraner

   Posted by: Casas Tags:

En 1963, un presidente de los Estados Unidos conocido sobre todo por su “amistad” con Marylin Monroe, pronunció en la capital de Alemania una frase que pasaría a los anales de la historia: Ich bin ein berliner.
Años más tarde, un servidor, habiendo cambiado a la politoxicómana Marylin por la polifcética Krüger, y tras mi visita a la también germánica Münster, pronuncio otra frase que no pasara a los anales de nada, pero que inspirado en JFK es mi pequeño homenaje a esta pequeña gran ciudad en concreto y a la idiosincracia alemana en general: Ich bin ein Münsteraner.

Lugar donde pronuncié mi frase, por desgracia nadie me oyó.

Lugar donde pronuncié mi frase, por desgracia nadie me oyó.

Mi admiracion por esta gente comienza cuando acaba la idealización de mi querido país: Todavía en tierra hispanica, “nuestra” Vueling gestionó la huelga de controladores franceses cancelándome dos vuelos, el segundo una hora más tarde de su teórico despegue. En mi desesperación por estar doce horas intentando coger un vuelo tuve la suerte de topar con los señores de Lufthansa. ¿Cómo solucionaron ellos la huelga? Sin cancelar ni un solo vuelo y gestionándome en 3 minutos ( no tenía tiempo para más) lo que Vueling no pudo en 12horas. Alemania 1 – España 0

Comandante Houser

Hasta con este avión hubiera llegado antes.

Ya en Münster cambié aviones por bicicletas, algo que en nuestra querida Barcelona tenemos gracias al Bicing, servicio cada vez más caro y al mismo tiempo deficitario, y cada vez con más paradas pero con menos bicicletas disponibles. Aquí, dado que puedes aparcar tu propia bicicleta en cualquier lado sin temor a que sea robada, han optado por dejarse de experimentos e invertir el dinero de los contribuyentes en carriles por toda la ciudad y alrededores, que ya querrían para sus coches algunas carreteras de España.

Promenade

¿La AP-2? No, un carril bici en Münster.

Cuando dejas la bici y entras en un bar, te sorprendes que este no sea una copia exacta del de la esquina de enfrente y del de la otra, con sus fotos de bocadillos hechas en la década de los 80 y ahora con incluso el mismo camarero (aunque por el nombre podamos pensar lo contrario, Juan Li y Jose Chang son la misma persona).
Pues bien, en Münster, sorpresa, cada bar que he conocido estaría entre el Top 3 de locales mas cool del Raval, Born o cualquiera que sea el barrio que tengamos ahora de moda. Cada uno con su propio encanto y a la vez compartiendo la eficiencia alemana.

IMG_20131016_160637

Uno de los bares retro que recomiendo.

Y por último, una vez en el bar llega el momento de pedir “ein bier”. En Barcelona, nuestros queridos amigos estrellados nos han convencido de que si la cerveza la anuncian chicos y chicas guapos mientras se bañan en el mediterráneo escuchando a algun grupo indie, el sabor es lo de menos. Aquí se prefiere conquistar al paladar a base de un buen tratamiento de la cebada para conseguir un sabor mas allá del agua con colorante. Me quedo con su método.

Igualita que la Estrella...

Igualita que la Estrella…

Antes que los defensores de la patria (o de la terra) se me tiren encima, aclararé que obviamente no he hablado del frio desproporcionado, de la obsesión por las normas o del silencio sepulcral en locales supuestamente de fiesta, pero este blog lo que trata es de animar a sus lectores a conocer otros lugares, y si hubiera comparado la salchicha y la Bundesliga con el jamón de Jabugo y Andrés Iniesta aquí no se mueve del sofá ni Perry Mason.