Superporters

Este post es tan solo un pequeño recuerdo para los superhombres que nos acompañaron en la ascensión al Rinjiani, ese volcán de 3726 metros que nos permitio sentirnos escaladores por un dia.
El hecho es que para nosotros resulto toda una proeza, se que tal vez algunos de vosotros penseis que no hay para tanto y probablemente no, los tres despues de no hacer ningun tipo de deporte en 5 meses llegamos a la cumbre sin dopaje y sufriendo de verdad, solo en el ultimo tramo. Pero los que son unos autenticos valientes y los que merecen este post son los porteadores que nos acompanyaban.

 

 

 

Los porteadores camino al Rinjiani

Realizar la ruta solo esta altamente desaconsejado e incluso yo diria que no es posible, los porteadores se encargan de llevar, tiendas, sacos de dormir, comida y bebida para 3 dias y sus dos noches, enseres de cocina y probablemente mas cosas que no recuerdo.

 

 

 

Uno de nuestros superhombres cargado hasta las cejas

Todo esto lo llevan amarrado a los dos extremos de un palo de bambu del que cuelgan dos cestas y que cargan heroicamente al hombro lo que os aseguro que es de todo menos comodo y altamente doloroso ya que el todo pesa entre 20 y 30 Kilos (dependiendo de si es el primer o ultimo dia o si llevan agua o no), yo tan solo me cargue la canya al hombro unos 3 minutos y se me clavo en hombro de forma cruel.
Ni que decir tiene que suben al mismo paso que tu o incluso mas rapido y tal vez lo que mas nos sorprendio es que atacan las pendientes pronunciadisimas y arenosas, altamente resbaladizas armados tan solo de flip flops, de chancletas, de las tipicas cholas vamos y claro algunas se rompen en el camino… pues nada las tiran al lado y siguen descalzos como pedro por su casa.

 

En una de las cuestas sin perder la sonrisa!

 

Os aseguro que mas de cincuenta veces, parandonos a retomar el aliento, levantavamos la vista y los veiamos alli subiendo con fuerza, y parando solo para encender un pitillo y nos deciamos es admirable, realmente espectacular!

Tal vez el secreto este en que algunos de ellos han subido hasta el campo base del Rinjiani (no hasta la cumbre) mas de dos cientas veces en su vida, pero os aseguro que eso no hace sino aumentar mi admiracion!
Para nosotros fueron nuestros superhombres y desde aqui les damos las gracias porque sin su ayuda nunca hubiesemos llegado a la cima!

 

En la cima, aunque desenfocada, el celebrandolo con un pitillo!
Ahora si sin tener que forzar la vista nuestro Sujat!