En pie

Muchas de las cosas que mas nos sorprenden en Asia son pequeños detalles, cosas simples, incomprensiones del día a día o curiosidades como el inevitable signo de la victoria que hace cualquier Asiático que apuntes con una cámara de fotos o como guardan fajos enormes de billetes tras un simple cristalito en Laos o Camboya…

 

 

Fajos de billetes protegidos como en Fort Nox

 

Ayer, después de visitar un interesantisimo museo, y aprovechando que estamos en Bangkok y que llevamos unos días descubriendo la ciudad, fuimos a pasearnos por unos helados, inmensos y super lujosos centros comerciales, yo limpie la cámara en un servicio técnico y por fin desaparecieron las manchas de mis retratos, compramos algunas cosas y caminamos, caminamos mucho.

Kim y yo nos dimos un lujo y aprovechamos para ver la ultima de Indiana Jones… ( como critico de cine reconocido solo puedo decir… VA HOME VAAA!…) Creía que al ser película de aventuras valía la pena verla en pantalla grande, con su “dolby surround” y todo eso y no en una triste “guesthouse” de copia pirata, pues allí nos fuimos y por el módico precio de 3 Euros nos introducimos en un lujoso cine, con filas a diferentes precios, con sofás reclinables ultra cómodos, con aire acondicionado alimentado con un condensador de fluzo por lo menos, con una ultima fila para mancos con sofás dobles… para no tener que bostezar y rodear luego con el brazo el cuello de la vecina sino rozar bien de buen principio… los bafles haciendo sangrar timpanos y los 20 minutos de publicidad de los éxitos venideros…
Pues bien, después de eso y antes que empezara la película resulta que el publico asistente se levanta como movido por un resorte y en la pantalla aparecen imagenes del rei y de su vida, del pueblo que lo adora y se escucha el himno nacional. Así pues, cabe levantarse, observar la dosis de limpiado de cerebro, no reírse y luego pensar de nuevo en que hemos venido a ver a Harrison…
Me imagino yendo al Verdi y antes de ver un documental de tintes anarquistas o un film de serie B ver la vida y milagros de Juanca y Sofi junto a sus churumbeles… me da la risa.

Salut y viatge!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *