Pekin arrival

¡Ya hemos empezado! Después de una odisea considerable hemos llegado a Pekín trinchados… Al llegar a Londres, cuando nos disponíamos a comprar un par de botellas de Baileys para pasar el rato, nos dio el bajón al ver que nuestro vuelo había sido cancelado… Después de de una ruta completa por todo Heathrow al final nos dieron un vuelo que salía cinco horas más tarde y nos aseguraron que las maletas habían sido redirigidas… Como no, siguiendo con mi gafe en esta parte de los viajes, al llegar a Pekín nos hemos quedado viendo girar la cinta vacia sin nuestras maletas…Siempre he pensado que es un momento muy gráfico..

Superadas estas adversidades,  ya estamos disfrutando de Pekín! Esto está lleno de chinos… En la cena ya nos han tirado la caña las camareras, preguntándonos de donde eramos. Quería saber a donde ir para ver a chicos guapos… Yo le dicho que tenía que mirar hacia Montserrat, pero no nos hemos entendido

Bueno, aquí lo dejo hoy. Mañana llega un companero esporádico de viaje: Miquel. Os seguiremos contando.

Recorrido Vuelta al Mundo 08/09


Ver RietedeWillyFog, Vuelta al Mundo 08/09 en un mapa más grande

Recorrido por Asia


Ver RietedeWillyFog, Vuelta al Mundo 08/09 en un mapa más grande

Recorrido por Oceanía


Ver RietedeWillyFog, Vuelta al Mundo 08/09 en un mapa más grande

Recorrido por Sudamérica


Ver RietedeWillyFog, Vuelta al Mundo 08/09 en un mapa más grande

Desde que lo pensamos hasta que nos fuimos…

 


Guillem

Escribiré mi versión de los hechos tal y como la recuerdo:

Kim y yo somos amigos desde tiempos inmemoriales… De apellido Kim se llama “mi mejor amigo”, como me dice con sorna uno de mis compañeros veterinarios. Siempre lo digo y suena a patio de colegio, pero es que él y yo nos sentamos juntos en el pupitre en casi toda la Secundaria. Después de clase todavía teníamos labia (eso nos sobra a ambos) para llamarnos una hora por teléfono para comentar cualquier detalle que los profesores con su charla ininterrumpida no nos permitían comentar en el aula!

Tanto él como yo decidimos que nuestra formación necesitaba movimiento, y ya en la universidad, Kim en Grenoble y yo en Toulouse, disfrutamos de un ERASMUS (todos sabemos como se llama realmente). Después Kim se marchó a la Ville des Lumières (París) dónde se quedó dos años iluminado, y yo realicé una corta estancia en Brasil (para realizar “prácticas” de campo). Finalmente Kim se instaló en Rumania para trabajar y un par de escapadas a China y India para mi y una visita a El Salvador para Kim nos dieron el gusto definitivo por viajar.

Él único “pero” fué que nunca habíamos coincidido; nunca hicimos un viaje de “colegas” y ambos teníamos muchas ganas. La idea tomó forma y aliento en Transilvana con un botellín de Palinka que ambos íbamos rebajando con gran alegría. Kim soltó la idea y el pactó quedó firmado a través de exaltaciones de la amistad y abrazos varios. ¡Nos íbamos a dar la Vuelta al Mundo!

Pero como sabéis, hasta los mejores amigos pueden no saber viajar juntos, compartir 24h al día durante 12 meses, repartir responsabilidades y tomar decisiones. Kim y yo discutimos con frecuencia, y a ambos nos gusta tener la razón. Así que quién sabe si era una buena idea… De ahí que surgiera otra gran idea: “haremos una prueba” el verano del 2007. “¡Nos vamos a Portugal”. Y así fue. 15 días inolvidables haciendo un verdadero “road trip” atravesando Portugal de norte a sur.

Aunque indudablemente la prueba salió bien (Kim y Charly ya están en China y yo me voy el domingo a darles caza) un poco más tarde a mi me asaltaron dudas, no referentes al viaje con Kim, sino al hecho de partir un año, dejar el trabajo, la seguridad de tu rutina, casa, familia y amigos, pensar en volver y tener una mano en cada bolsillo (vacío) por no hablar de otras partes más íntimas. Así que Kim, decidido a viajar de cualquier forma, sondeó para ver quién podía acompañarlo en el caso que yo fallara (un problema solo es un problema, un problema entre dos es una anécdota). Y así apareció Charly, antiguo compañero nuestro del Liceo, aunque dónde verdaderamente nació la amistad con Kim fue en Grenoble. “¡¡¡Se apuntaba!!!”

Cuándo mis dudas se esfumaron quedó otra: “¿Vamos los dos como dijimos en un principio?” “¿Porqué no 3?” Entre tres se pueden descargar tensiones (no es siempre un tu-yo), y entre tres se pueden tomar decisiones por mayoría simple, y lo más importante: ¡Charly es cojonudo! Con experiencia viajera y ilusión se embarcó en el proyect..

Y así es como se ha gestado este sueño que ya asoma la cabezita con la llegada de Kim y Charly la semana pasada a Pekin y que lanzará su primer llanto cuándo nos encontremos, imagino que en Yangshuo.

 


Charly

Solo una pequeña explicación de como surge en mi cabeza… Antes de aparecer Kim con su propuesta yo ya lo tenía hablado con un amigo pero no habíamos acordado fecha…En cuanto hablé con Kim vi que para mi ahora era el momento. Lo hablé con mi amigo y me empujó a marcharme con Kim ya que me tenía que hacer esperar demasiado, y se lo agradezco.

 


 

Kim

Dicen que las buenas ideas nacen en los sitios más insospechados. Mi idea de dar la Vuelta al Mundo nació en uno de los innumerables viajes por la principal autopista de Rumanía. En la época estaba trabajando de ingeniero allí y un par de meses antes de tomar la decisión tuve un percance serio de salud. Sin pretender ser drámatico, me dí cuenta que a pesar de ser joven, la vida es volátil y en tres días pasé de estar bien a darme un buen susto. Al final, tras dos meses de baja, ya restablecido volví a Rumanía, seguí con mi vida y empecé a darle vueltas a la idea.

“Ahora es el momento”, me decía: soy joven, vuelvo a estar bien de salud, no dejo a nadie tirado, la gente de mi alrededor me apoya y tengo el dinero necesario (ahorrado durante los últimos años, que no me regalan nada eh).  ¿Qué más podía pedir? Así que empecé a pensar ya diseñar rutas, a imaginar países y gentes lejanas, y cuando ya tuve una idea más o menos seria, se la expuse a Guillem. Y el resto ya os lo ha contado él.

Solo decir que dejarlo todo para embarcarse en un viaje como éste no es tan radical como parece. Como todo, hay que prepararlo bien, y en el fondo pararlo todo un año cuando se es joven, no es tan un problema. Eso si, yo no olvido que tengo la suerte de poder elegir. Por eso, que si estás leyendo esto y tú tambien puedes, date un segundo para decirte: ¿Porqué no yo? 

Algo por donde empezar…

Empecemos como siempre por las obviedades: todo lo que pongas en tu mochila lo tendrás que carretear durante el viaje. Es decir, que uno mismo debe valorar si tal o cual objeto vale realmente la pena, sobre todo cuando hablamos de objetos pesados o voluminosos. Como siempre dependerá de cada uno, de lo que uno considere necesario (y también en función de los países y las épocas del año). Por todo esto en este apartado damos una lista un poco genérica, pero no por ello menos útil. Unos la encontraréis demasiada extensa y otros que se queda corta. A cada uno de ver.
Otro buen consejo que os podemos dar es que en función de los países a los que se viaja, se pueden preveer comprar cosas en el viaje. Si pasáis por China, aunque de peor calidad, tenéis toda la ropa que queráis a precios increíbles y en general por todo el Sudeste Asiático, se puede encontrar ropa ligera (pantalones largos de hilo, por ejemplo) a precios mucho más interesantes que en España.
Pero igual que decimos lo anterior hay que tener en cuenta que algunas cosas no las vamos poder encontrar durante el viaje. Principalmente productos de aseo y medicamentos. Estas cosas que ocupan poco conviene llevarlas de casa.
Y si al final os dais cuenta que habéis cogido algo que no os es útil, siempre podéis “soltar lastre”, es decir, darlo, dejarlo en un albergue, o mejor aún, cambiarlo !
De la mochila en sí, como siempre, para gustos colores. La idea mas cómoda es llevar una mochila grande, donde poder llevar todas las cosas, y luego otra pequeña que nos servirá para las excursiones o paseos. Y cuando nos movamos con las dos, pues la pequeña te la pones delante, y ya está. Sobre la mochila, recomendamos las que son de “mochilero”. Estas mochilas, se abren por delante (increíblemente práctico) y llevan alguna asa de más que la clásica mochila de montaña.
Yendo al grano, aquí va una propuesta:
 
Mochila
– ropa interior
– calcetines
– dos camisetas térmicas (manga larga y corta)
– dos camisetas de algodón (manga larga y corta)
– pantalón largo (vaqueros)
– pantalón corto o bañador
– pantalón largo fino
– jersey
– algo que abrigue (polar fino)
– impermeable (de los de tipo poncho)
– toalla
– playeras
– deportivas
– algo para la cabeza
– gafas de sol
– cinturón
– mosquitera
– saco de dormir ligero
El “cajón de sastre” es lo que llamamos cosas pequeñas que casi no ocupan lugar, pero que la experiencia demuestra queno convien olvidar.
Cajón de sastre
– un trozo de cuerda (para tender la ropa o colgar la mosquitera)
– navaja
– hilo y aguja
– corta-uñas
– lampara frontal
– tapones para los oídos y antifaz
– mechero
 
 
 
*Si queréis más información sobre este tema, plantear o resolver dudas, os aconsejamos que visiteis el foro ‘Qué llevar en la mochila durante la Vuelta al Mundo’ de esta misma página.

Antes de salir…

El dinero no hace la felicidad, pero ayuda o si mas no, nos permite viajar…

En esta sección encontraras unas breves indicaciones para establecer un primer presupuesto de tu viaje. Señalar que el presupuesto esta echo “en mínimos”, es decir, gastando lo menos posible, calculando que se dormirá en hostales, se comerá la mayoría de las veces barato o que se viajara en clases menos cómodas. Eso quiere decir, que gastar, siempre se puede gastar mas. Aquí os damos el presupuesto para un viaje de “mochileros”.

Para establecer un presupuesto, hay que tener mas o menos clara la ruta. Que países se quieren visitar y cuanto tiempo se dedicara a cada uno de ellos. Es difícil estimar antes de estar en un sitio, cuantos días nos vamos a quedar, pero es necesario partir de una precisión para calcular un coste aproximado.

Luego conviene “guardar” un poco de dinero, es decir, no ajustar al máximo el presupuesto y tener un poco de lado, por si acaso. Nunca sabes lo que puede pasar y algún gasto aproximado durante el viaje, siempre puede ocurrir.

Gastos antes del viaje

Los gastos antes del viaje se agrupan principalmente en cuatro categorías:

  • El billete de avión, para mas información, id al apartado correspondiente.
  • Los visados: hay algunos visados (de los primeros países que visites) que conviene comprar antes de irte. Ahorras tiempo y no siempre es fácil comprar un visado durante el viaje. A menudo debes desplazarte de tu ruta y esperarte en una ciudad unos días hasta que tengan tu visado.
  • Las vacunas: en función de los países que visites, deberás vacunarte. En España las vacunas no son caras y el Seguro cubre una buena parte de ellas. No es un gasto enorme pero conviene no olvidarlo.
  • La mochila y lo que lleves dentro: puede que tengas que comprarte una mochila nuevas, calzado o lo que te quieras llevar de mas. Es un gasto a calcular y en función de la calidad del material que te quieras llevar, te vas a dejar mas o menos dinero.

Gastos durante el viaje

Aquí os presentamos la tabla que usamos para nuestros cálculos. Una vez que tienes la ruta, la clave es “evaluar el coste” de cada país. Nosotros, hemos dividido los países en cinco categorías, en función del dinero gastado por día en comida, alojamiento y visitas/transportes. Nos quedan estas cinco categorías:

  • Muy baratos : 15 euros/día. Laos, India, Cambodja…
  • Baratos : 20 euros/día. China, Indonesia, Perú…
  • Medios : 35 euros/día. Brasil, Argentina…
  • Caros : 50 euros/día. La mayoría de países en Europa, Australia…
  • Muy caros: 100 euros/día. Japón, Suiza, Países escandinavos…

 
Estos cálculos están hechos después de leer, hablar con otros viajeros y buscar información de cada sitio. Algunos pensareis que nos hemos pasado o nos hemos quedado cortos. Es una aproximación para tener una idea de lo que nos va a costar, no es una auditoría !!!

Con esto deberías tener una primera idea de cuanto te vas a gastar durante el trayecto. Esperamos que aciertes y que no tengas problemas de dinero !!!

No olvides asegurarte bien antes de marchar…

Este es un tema que se acostumbra a pasar por alto a menudo, y del que solo se la da la real importancia si anteriormente, uno mismo ha estado en un apuro y ha tenido que echar mano de un seguro. Conceptos como repatriación, os pueden sonar solo de las noticias, pero desgraciadamente, ocurre más a menudo de lo que nos pensamos. Cualquier percance mínimamente serio en un país con condiciones sanitarias, digamos flojas, y ya está, billete de vuelta para casa que nos curen en España. Si tenemos suerte y las curas se pueden dar en el país del accidente, pues alguien tendrá que pagar los gastos y aquí es donde intervienen los seguros.

En un seguro, entran muchas cosas, tantas que hasta que no te metes a leer las condiciones, no te imaginas. Pero los dos aspectos más importantes, y son los que han aparecido antes son: los gastos médicos y la repatriación.

Gastos médicos: si las condiciones sanitarias del país lo permiten y el percance no es de gravedad, podemos optar por hacernos las curas en el país donde estamos y así poder continuar nuestro viaje. Cada seguro establece un máximo de costes hospitalarios (esto debéis mirarlo atentamente en las condiciones). Hay algunos que no hace falta pagar al momento (solo con la primera llamada ellos se hacen cargo de todo) y otros en los que se debe pagar pero luego nos devuelven el dinero.

Repatriacion: si el accidente es grave o no se os puede dar el tratamiento en el país, hay que volver a casa, como los turrones. En función de la gravedad, puede ser una repatriacion fácil, en un avión con un enfermero y puede ser una operación más seria (sacar a alguien de África porque ha tenido un accidente de coche). Este último caso, vale dinero y mucho. Con el seguro, iremos mucho más tranquilos.

Al leer esto, algunos pensareis que el que escribe es un exagerado y que solo piensa lo peor. Vale, lo de África es dramático, pero a mí me tuvieron que repatriar cuando vivía fuera y os aseguro que me dí cuenta de la importancia de un servicio como éste. Como en toda la web, que cada uno vaya a su aire.
Y en aspectos mas prácticos, después de haber buscando bastantes precios, en España a principios de 2008, un seguro de un año, asistencia mundial y con gastos (es el parámetro más variable en función de la compañía) y repatriacion (y otras miles de cosas que no entro a detallar), cuesta entre 600 y 700 euros. En nuestro caso, al sacar el billete por la agencia inglesa (ver los otros apartados), nos ofrecieron un seguro que nos costó unos 350Euros (tramitado por AXA Seguros).
 
 
*Si queréis más información sobre este tema, plantear o resolver dudas, os aconsejamos que visiteis el foro ‘Seguros de Viaje Vuelta al Mundo’ de esta misma página.

Qué opción es la más aconsejable…

 

Principalmente, en cuanto a billetes de avión se refiere, tienes 2 opciones para programar una Vuelta al Mundo: comprar un pack de billetes, o tú mismo comprar billete a billete. A continuación detallamos cada una de estas opciones, y por último explicamos por cual de ellas nos decantamos nosotros.

 

1) Comprar un paquete de billetes

Existen tres grandes alianzas de aerolineas: Oneworld, Staralliance y Skyteam. Éstas ofrecen paquetes de billetes en los que solo cierras el primer vuelo, decides que otros vuelos harás y en función de unos parámetros (millas recorridas y/o continentes recorridos) te calculan una tarifa. Es difícil recomendar una de las alianzas en concreto debido a que cada recorrido es distinto y por lo tanto modifica los parámetros y por consiguiente el precio. Os recomendamos visitar las paginas web de cada alianza para ver si se adapta a vuestras necesidades:

www.staralliance.com

www.oneworld.com

www.skyteam.com

 

Lo que si os podemos decir son algunas informaciones interesantes que hemos recopilado:

Oneworld es la que mejor va si tienes pensado pasar por Sudamérica y la única que conecta Oceania con este ultimo continente.

Estas opciones salen a cuenta si tienes pensado coger muchos aviones, a partir de 10 más o menos.

Ofrecen paquetes estándar que parecían interesantes (pero en nuestro caso no se adaptaban a nuestro recorrido)

Para pedir presupuesto rápidamente podéis llamar a una de las compañías de la alianza. No solo lo intenteis con las españolas de esa alianza ya que en el caso de Oneworld llamar a Iberia era bastante menos eficaz que ponerte en contacto con British Airways.

Tener billetes abiertos en todos los vuelos excepto el primero está bien pero hay que ir con cuidado ya que las compañías reservan muy pocas plazas para este tipo de billetes y al final nunca puedes volar cuando quieres y tienes que acabar reservando dos o tres meses antes, cosa que hace perder el beneficio aparente de volar cuando te apetezca.

Los paquetes que utilizan el cálculo por número de continentes también tiene en cuenta el pais de salida.

Los paquetes que calculan las millas recorridas tambien tienen en cuenta las recorridas por tierra.

Todos estos billetes estan limitados a un año de uso.

 

2) Comprar billete a billete

La opción de las Lowcost es la variante que empiezan a utilizar algunos viajeros. Como todo tiene ventajas e inconvenientes. Una ventaja es que si no compras tus billetes con mucha antelación, quedas abierto a variantes que surgen durante el viaje, como por ejemplo conocer a gente que te invita a su casa en un lugar por el que no tenías previsto pasar o porque te apuntas con otra gente que te ha parecido genial pero que siguen otro recorrido. La verdad es que va en acorde con la idea romantica de pasar un ano iendo donde te lleva el viento. Claro está que esto puede implicar que algunos billetes te salgan bastante caros… No se puede tener todo ;). En cambio, comprando con antelación y teniendo en cuenta el no volar en temporadas altas, la vuelta te puede salir bastante más barata que con las alianzas. Como siempre, al final siempre acaba mandando el vil metal.. He aqui una cuantas paginas de bastante utilidad:

 

www.whichbudget.com : En esta seleccionando el pais desde el que vuelas o al que llegas aparecen todas las aerolineas lowcost que operan en ese punto de origen o destino. Muy util en Europa, Asia y Oceania.

 

www.minube.com ; www.skyscanner.com: Buscadores de vuelos baratos

 

Y acordaros de buscar siempre en dias laborables! Mi opinion es que en general se vuela mas barato los martes y miercoles…

 

3) Nuestra opcion

Pues la verdad que es una mezcla entre las dos cosas. Un día consultando en un foro qué tipo de billetes comprar, vimos que una pareja recomendaba consultar una agencia de viajes por internet especializada en vueltas al mundo. Les hicimos la consulta y la verdad es que el precio nos sorprendió. El caso es que nosotros al final cogemos pocos vuelos y las alianzas como pasabamos por muchos continentes (Asia, Oceania, Sudamerica y Europa) nos daban precios entre los 2800Euros y los 3500Euros. Mucha pasta para nosotros… En cambio la agencia nos ofrecio un paquete por 1960Euros, tasas incluidas con los siguientes vuelos:

Londres,UK – Pekin,China + Bali, Indonesia – Darwin, Australia + Sydney, Australia – Christchurch, NZ + Auckland, NZ – Santiago de Chile, Chile + Sao Paolo, Brasil o Mexico DF, Mexico – Londres, UK

Las fechas de todos los vuelos estan cerradas pero la buena noticia es que podemos cambiar las fechas por 13 euros.

La empresa se llama Global Village, es un grupo inglés muy importante y la Web que gestiona los billetes es : www.roundtheworldflights.com.

Nosotros de momento estamos encantados con ellos; desde que empezamos a contactar con ellos, hasta ahora mismo de viaje, siempre han resuelto amablemente nuestras dudas con un trato muy cordial.

 

 

*Si queréis más información sobre este tema, plantear o resolver dudas, os aconsejamos que visiteis el foro ‘Billetes de avión Vuelta al Mundo’ de esta misma página.

No dudes más y da la Vuelta al Mundo…

“On croit qu’on va faire un voyage, mais bientôt c’est le voyage qui vous fait, ou vous défait.”

L’usage du Monde, Nicolas Bouvier

A los que nos gusta viajar, esta sección es casi una obviedad. Cuanto ya has probado un viaje y has sentido lo que es viajar, nadie tiene que contarte porque quieres más. Está dentro de tí. Ir a ver otras culturas, otros lugares, otras gentes… No verlo por la tele, ni leerlo sino experimentarlo por tí mismo. Valerte por tí mismo. Dejar la seguridad de tu rutina y enfrentarte a muchas cosas nuevas. Saber qué tienes dentro y sacarlo. Esto es el viaje.
Luego viene el plantearte irte un año. Un año es mucho tiempo. O no, son solo doce meses. Depende de como se mire. Cuando empiezas a pensar en la idea de irte a dar la Vuelta al Mundo un año, mucha gente te dice: “Qué valiente. Si yo pudiera hacerlo, haría como tu”. Pues mucha gente puede, o almenos, más de la que nos creemos.
Para irte un año solo hay que tener algo en cuenta. No tener ataduras. Ataduras de pareja, de hipoteca, algún problema de salud o alguien que dependa de tí. Si no tienes estas ataduras, puedes irte. De verdad. Solo que hay que planearlo y pensar que no es una decisión que se toma a la ligera. Es un proyecto.
¿Y porqué un año? Por muchas razones. Cuando viajas tanto tiempo, sin las prisas que te impone un viaje más breve, viajas de otra manera. Te tomas tu tiempo para cada cosa, te paras donde seguramente antes no te pararías, vamos que vives de otra manera la experiencia del viaje. Por otra parte, en un viaje tan largo podrás ver sitios que seguramente más adelante no podrás ir. Ya sé lo que diréis: que siempre hay tiempo luego. O no. La vida es breve y que te quiten lo bailado. En un año seguramente podrás ver mas de una docena de países y eso son muchos veranos. Nunca sabes lo que te depara la vida luego.

Y tomar la decisión en firme. Nunca posponer. Si se pospone un proyecto así, se corre el riesgo de encontrar un motivo detrás de otro y no irse nunca. Ponerse una fecha límite y empezar a preparar (que es mucho). Primero será poco, alguna lectura de vez en cuando, navegar un poco, hasta que la idea cobre vida propia. Luego todo ya irá solo.
De verdad, si podéis, no os echéis para atrás y sacad el Willy Fog que lleváis dentro. No os arrepentiréis.

Qué países quieres visitar…

 
Aquí no os vamos a recomendar a que sitios debéis ir, esto es demasiado personal. Cada uno hará su vuelta al mundo. Aquí lo único que pretendemos es daros una serie de consejos de cara a planificar vuestro recorrido.

Lo primero que os recomendaríamos es que os plantarais delante de un mapamundi i plasmarais en él los sitios a los que os haría ilusión ir por orden de preferencia. Si vais un poco perdidos o indecisos sobre dónde queréis ir os recomendamos varias opciones:

1) Ir a librerias especializadas y pasaros una tarde ojeando guias。 Tambien podeis hacerlo via web。Por ejemplo podeis visitar la web www.hillmanwonders.com en la que aparecen clasificadas las 1000 maravillas del mundo votadas por el público.

2) Consultar páginas tipo picasa o flickr y haced búsquedas por países o regiones. Hay muchísima gente que cuelga las fotos de sus vacaciones y la verdad o hay nada mejor que las imágenes para hacerse una idea de lo que vamos a ver.

3) En la misma línea de lo anterior, haced búsquedas en Youtube, está lleno de videos de vacaciones colgados por los internautas.

Haced una lista que no supere el doble del número de meses, que ya es demasiado…

 

Ahora no olvidemos dos cosas que hay que tener en cuenta:

  • Tiempo que vamos a estar

  • Presupuesto del que disponemos

     

Ya disponemos de 3 parametros que condicionan nuestro viaje: Tiempo, Dinero y Lugares. Esto empieza a parecer una clase de física ;). Lo que en la mayoría de casos nos va a pasar es que habrá que modificar algunos de estos condicionantes. En general la mayoría de gente se encontrará en tres casos:

 

a) Tendremos un tiempo limitado

Lo único que nos importa es estar a una fecha en casa porque nuestra vida continua, en cambio hemos ahorrado suficiente como para que viajando a lo mochilero el dinero no sea muy problemático. En esta situación poco os podemos ayudar, solo recomendaros que cuanto más tiempo estéis viajando menos ambiociosos deberíais ser en cuanto al ritmo de viaje. Es decir, no es lo mismo irse 3-4 semanas de vacaciones a un país, visitando día tras día a un ritmo alto, que irse 6 meses o una año en él que nos tomaremos las cosas con más calma. Por lo general, si nuestra idea es conocer el país, ver un poco la vida que se respira y no dedicarnos solo en centrarnos en los intreses turísticos, habría que contar con un mes por cada país (y más de uno ya pensará que es poco, pero también sería raro dar la vuelta al mundo habiendo estado en tres países…).

 

b) Tendremos dinero limitado

Lo hemos abandonado todo y nos vamos con unos ahorros sin saber cuando volveremos. Esto hace que si lo de viajar nos va gustando, el dinero se acabará algun día. Si lo queremos alargar podemos escoger los países dentro de los “países baratos”, podéis consultar la sección Presupuesto para más información sobre el coste de vida clasificado por países. Sino otra opción práctica es la de planificar alguna estancia en algún “país rico” para trabajar un tiempo y volver a obtener dinero que en “países baratos” nos permitirán vivir mucho tiempo. Consideramos que no tiene mucho sentido pararse a trabajar en países “no occidentales” porque no ganaremos suficiente como para viajar.
 
 
c) Tiempo i dinero limitados (la mayoría)
Pues en este caso, ¡Estamos jodidos! Es broma, pero a veces lo acabas sintiendo a la que te ves descartando más y más cosas ;). En nuestra opinión, la primera cosa que hay que replantearse a la hora de ahorrar tiempo y dinero, que es lo que nos limita, es la de reducir el número de continentes o regiones que queremos visitar. Con esto solventaremos dos pájaros de un tiro; por una parte al visitar menos continentes, volaremos menos y sea cual sea la opción que hemos escogido a nivel de billetes seguro que nos ahorraremos bastante y por otra parte dispondremos de más tiempo para el resto de regiones. Al igual que en a) queremos insistir en el hecho que no es lo mismo viajar 3 semanas que un año y que por lo tnto hay que ser mucho menos ambicioso en el recorrido en viajes largos. Además, si más no según nustra visión, cuando te vas de vacaciones en verano te centras más en las atracciones turísticas por una question de tiempo, pero cuando dispones de más es muy bonito poder tomarte tu tiempo para “vivir la realidad” la país.
 
 

Orden del recorrido
 
Finalmente os exponemos de forma separada como determinar el orden del recorrido:

Este <–>Oeste?, Norte <—>Sur?

Para decidir sobre esto debes informate previamente sobre los siguientes factores:

  • Mejores épocas del año para visitar los países (lo encontrarás en todas las guías de viaje)

  • Fechas de fiestas nacionales, locales, culturales o religiosas que merezcan la pena ser vistas(Consultar también las guías)

  • Metereologías de los distintos países por ejemplo para evitar posibles monzones, calores sofocantes o si se quiere evitar el invierno durante todo el viaje.

  • Temporadas altas y bajas para poder evitar grandes tumúltos y precios elevados (lógicamente en general este criterio se opone al primero)

  • Algunos paquetes de billetes solo ofrecen la posibilidad de volar de en un solo sentido, infórmate préviamente.

 

Finalmente deciros que por nuestra experiencia planificad solo que implique una compra anticipada de billetes ya que en un mes de viaje ya hemos cambiado dos veces el recorrido. Sencillamente te acaban apeteciendo otras rutas en función de lo que vees o de lo que te dicen o de dónde te inviten y esto para nosotros forma parte de la magia del viaje.
Y para terminar, un apunte más practico que al no saber donde ubicar, lo mencionamos aquí. ¿Qué hacer con los visados ? Conviene echar una ojeada en la página del Ministerio de Asuntos Exteriores para saber que visados necesitan los españoles en el extranjero. Mirar que algunos se pueden hacer en España, otros comprarlos en las fronteras y otros países, donde ya no hacen falta si te quedas por poco tiempo. Para los visados que podáis comprar antes de iros (nuestro caso China y Vietnam), conviene asegurarse del tiempo de tramitación. Si no vivís en Madrid, seguramente tendréis que enviar los pasaportes por mensajero y esto alarga el trámite. Y cuidado con los servicios “express” de los Consulados, que encarecen mucho el precio final.